Logra una buena postura

Evita problemas de salud ocasionados por una mala postura.

Logra una buena postura
La postura de tu cuerpo dice mucho más de lo que crees.
Foto: Shutterstock

La forma en la que te sientas, caminas y duermes dice mucho sobre tu salud física y mental. Una buena postura es imprescindible para la buena salud, puesto que al asumir posiciones poco naturales pueden afectarse la circulación y los huesos causando problemas como dolores crónicos y deformación de la columna vertebral. Pero, además de afectar la salud y tu imagen, la postura también puede afectar la forma en la que te sientes y cómo te perciben los demás.

La importancia de una buena postura

Si en tu postura habitual los hombros están hundidos y la espalda encorvada, puedes estar afectando la circulación sanguínea, pues la espina dorsal también se tuerce. Además, estar encorvada pone estrés en tu cuerpo, haciéndote proclive a sufrir de dolores musculares, de cuello, espalda, cabeza y fatiga crónica. A largo plazo, puede causar deterioro de las vértebras y hernias discales. Esto causa un círculo vicioso: como duele la espalda, se intensifica la mala postura y con ello el dolor.

La postura no sólo afecta a tu salud física

Poco se dice de la relación entre la postura y la mente, pues la forma en la que nos movemos envía una señal tácita a los demás sobre cómo te sientes y tus hábitos. De hecho, en el año 2003 la Universidad de Ohio encontró que las opiniones pueden ser influenciadas por el comportamiento físico. Otros estudios han encontrado que cuando nos sentamos derechos, se potencia la capacidad de recordar eventos positivos, aumenta la energía y combate la depresión.

Beneficios de una buena postura

Asumiendo la postura como una parte importante del lenguaje corporal, comenzamos a notar cómo afecta la relación entre los seres vivos. En los animales es más notoria: el poder se expresa a través de posturas expansivas, que hacen ver al individuo más grande, mientras que la sumisión se expresa con un cuerpo encogido, disminuido sobre sí mismo. Esto no es muy diferente en los seres humanos, como lo expresa la célebre psicóloga Amy Cuddys en su conferencia TED.

La doctora recomienda utilizar las posturas expansivas para incrementar la testosterona -hormona importante para conductas de poder- y disminuir el cortisol, la hormona del estrés. Hacerlo durante dos minutos te hará sentir aún más emponderada.

Este simple ejercicio puede ayudarte a elevar tu confianza aunque te sientas insegura porque mover tu cuerpo envía un mensaje diferente y hace que tu mente se ajuste a estas nuevas ideas. Es hora de poner atención al cuerpo y mejorar la postura para ganar.