No creas todo lo que dicen sobre el hijo único

Muchos estudios han demostrado que los hijos únicos llegan a ser tan sociables como cualquiera.

No creas todo lo que dicen sobre el hijo único
Tú como mamá eres el motor para que tu hijo desarrolle todas sus capacidades.
Foto: Este es mi hijo por Cristian Borquez, disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/seo2 / 73803285/

La alegría ha llegado a tu casa y, por fin, eres mamá de ese tan esperado bebé, pero por una u otra razón, tu primogénito será un hijo único y tu principal preocupación es que tu pequeño no llegue a desarrollar sus habilidades sociales plenamente. La buena noticia es que los niños que crecen sin hermanos desarrollan las mismas destrezas para relacionarse que aquellos que viven en el seno de una familia numerosa.

Que son egoístas, asociales o con problemas para relacionarse, son algunos de los mitos que giran alrededor de los hijos únicos. Probablemente hasta estés cansada de escuchar de amigas y familiares que tengas otro bebé porque uno no es suficiente, que es con los hermanos que desarrollan esas competencias sociales y que, además, es la forma en que aprenden a compartir. Son argumentos socialmente extendidos, pero no tan ciertos. Más que de los estereotipos, depende de la educación en casa.

Estimulación paternal

Resulta que si tu hijo va a la escuela adquiere las mismas capacidades de socialización que si tuviera uno o varios hermanos, porque de hecho suelen pasar más tiempo con sus compañeros de clase que con sus hermanos, más aún si son de edades dispares. Ésta es la manera en la que los hijos únicos obtienen las pautas para las relaciones amistosas y también para el manejo de conflictos.

Por otro lado, el tema del egoísmo radica principalmente en los padres. Sí, sabemos lo difícil que es no querer complacer a tu retoño y todavía más evitar que las abuelas y tías le brinden excesiva atención todo el tiempo. Sin embargo, mantener el equilibrio a través de los valores que le vayas inculcando al niño lo ayudará a aprender a compartir y la importancia de esto en su desarrollo como individuo.

Más ventajas

Un estudio realizado en la Universidad de Ohio en Estados Unidos demostró que no existen diferencias entre hijos únicos o criados con hermanos en cuanto a la cantidad de amigos y desempeño social se refiere. Varios estudios han demostrado que tienen mejores calificaciones y una inteligencia más elevada. Esto se atribuye precisamente a la atención y supervisión de los padres a su desempeño académico, pues suele ser superior al tiempo que se le dedica a dos o más hijos.

Recuerda que también la personalidad de cada individuo es única. Tu hijo no es la excepción. Así que tranquila. La palabra clave, además de amor, es buscar el equilibrio en la crianza de tu hijo para que crezca en un ambiente en el que las competencias sociales puedan ser recibidas y así tener un desarrollo óptimo de cara a su adolescencia y posterior adultez.

Ten presente todos estos consejos para criar a tu hijo feliz y sin problemas sociales.