Piden dinero para escuelas pobres

Decenas de padres de familia y activistas protestan frente al LAUSD

Piden dinero para escuelas pobres
Cientos de padres y activistas protestaron ayer frente a las oficinas del LAUSD.
Foto: La Opinión - Esmeralda Fabián-Romero

Cansados de que el dinero nunca llegue a las escuelas, y de que esto provoque que hasta 375 estudiantes por semana abandonen sus estudios, padres, estudiantes y activistas se manifestaron ayer frente a las oficinas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) para demandar “equidad” en la distribución de fondos.

“Los fondos están ahí. Han estado ahí siempre, pero a nuestras escuelas nunca llegan”, afirmó frustrada María Valdez, abuela de estudiantes del LAUSD.

“Queremos que lo que reciben otras escuelas del distrito también lo reciban las escuelas del Sur de Los Ángeles”, pidió la mujer que participó en la acción junto a otro centenar de manifestantes.

Blanca Rodríguez, madre de dos alumnas de la primaria West Athens, cuenta que la escuela de sus hijas no tiene ni siquiera los recursos básicos. “A veces se va la luz, no hay papel en los baños y no contamos con un guardia de seguridad que vigile por nuestros hijos”, compartió preocupada.

La organizaciones Advancement Project, InnerCity Struggle y Community Coalition también revelaron datos en los que destaca que los alumnos de escuelas con menos recursos, por ejemplo, están 5 veces más expuestos a violencia con armas en sus vecindarios.

“No solo es la escuela, es el lugar que los mantiene seguros, lejos de problemas y donde pueden aspirar a un mejor futuro”, sostuvo León.

Dichas entidades revelaron también una lista de las escuelas con la mas alta concentración de estudiantes necesitados, en la que aparecen 36 preparatorias, 32 secundarias y 174 primarias, encabezadas, respectivamente por la preparatoria John Fremont, la secundaria Bethune y la primaria Florence Griffith.

La tres se ubican en el Sur de Los Ángeles, y con una población estudiantil hispana superior al 80%.

Hoy, el grupo Communities for Los Ángeles Students Success (CLASS) realizará otra protesta silenciosa durante la reunión de la junta escolar del LAUSD .

Ellos planean colocar 300 escritorios escolares vacíos frente al LAUSD, en alusión a los estudiantes que abandonan la escuela por no tener los fondos suficientes sus planteles.

Fondos que según Carlos León, de la organización Community Coalition, están disponibles ahora, gracias a la nueva ley de control local de fondos, conocida como LCFF.

“No queremos que nos den una curita para una pierna rota”, comparó el activista sobre la manera en que el LAUSD está planeando la distribución de dicho dinero, dando muy poco a las escuelas en urgencia de recibir recursos.

“Queremos que el distrito se comprometa a usar esos fondos de LCFF realmente en las escuelas que los necesitan urgentemente y no darles un poquito a todas, eso es igualdad pero no equidad”, explicó León. Este opinó que los aprendices de inglés, los de hogares de crianza y hasta los estudiantes indocumentados son quienes más necesitan el dinero en sus escuelas.