Siembra de primavera: 5 tips para cultivar jengibre

Inicia tu huerto casero con esta raíz que tiene múltiples beneficios para la salud.

Siembra de primavera: 5 tips para cultivar jengibre
El crecimiento del jengibre es lento, así que al sembrarlo deberás tener paciencia.
Foto: Ginger at New Heaven farmers market por andresmh, disponible bajo Licencia de Atribución "Sharealike" en http://www.flickr.com/photos/amonroy / 7955691834/

El jengibre es una raíz que se utiliza para darle sabor a las comidas e inclusive como planta medicinal. Descubre cómo cultivarlo en tu casa y disfrutar sus beneficios.

5 tips para cultivar jengibre

  • 1. Si pretendes cultivar jengibre en tu casa, debes saber que el primer paso es encontrar la raíz de esta planta lo más fresca posible. Para ello puedes dirigirte a tiendas especializadas que seguramente tendrán ejemplares frescos para ofrecerte.
  • 2. A continuación elige una maceta que por lo menos duplique la superficie del jengibre que quieres sembrar y que sea profunda. Esto se debe a que el rizoma del jengibre crece siempre bajo tierra y de manera horizontal.
  • 3. Para sembrarlo, rellena el fondo de la maceta con piedras para dejar que el agua del riego drene. A continuación coloca un poco de arena y completa con sustrato. Enseguida coloca tu raíz de jengibre a unos 10 centímetros de la superficie y cúbrela muy bien. Al plantarlo no necesitará mucho riego, solo mantén la tierra o el sustrato húmedos. Cuando notes que los primeros brotes salen a la luz, es el momento de aumentar la frecuencia de riego.
  • 4. Toma en cuenta que esta planta no soporta el clima muy seco y prefiere la humedad. En cuanto a la ubicación, el jengibre prefiere los climas cálidos, por lo tanto es mejor cultivarla dentro de tu casa. Si bien le gusta la luz del sol no la soporta en forma directa por lo que es mejor colocarla debajo de una ventana.
  • 5. El jengibre es un tubérculo de crecimiento muy lento y puede demorar entre 8 y 10 meses. Para consumirlo, solo hace falta retirar un trocito de rizoma de la tierra y dejar el resto en la maceta para que siga desarrollándose. Recuerda todos los años añadir más sustrato o abono para nutrirlo bien.

Sigue los consejos sobre la siembra del jengibre del bloguero Ramón Aznar Roca y tendrás un gran éxito en su cultivo.

Beneficios del jengibre

Además de darle sabor a tus comidas, el jengibre tiene innumerables propiedades para la salud. La más notable es la de aliviar los síntomas de los mareos ya sea por viajes largos o por embarazo.

Si tomas un té de jengibre cuando sientas estos síntomas seguramente notarás el alivio inmediato que te produce. Este tubérculo es muy bueno también para el alivio de las migrañas, pues ayuda a aliviar la tensión y el dolor de manera natural sin dejar efectos secundarios de ninguna clase.