Tips para elegir a la mascota ideal

Conoce las ventajas y desventajas de las distintas especies que puedes tener en tu hogar.

Tips para elegir a la mascota ideal
No importa si eliges perro o gato, pero considera siempre adoptar.
Foto: Shutterstock

Todos sabemos que tener un animal de compañía en la familia es algo hermoso y gratificante. El hogar no parece estar completo si falta un animalito. Pero ¿cómo elegir el más adecuado?

Perro o gato

La mayoría de las personas tienden a elegir entre estos mamíferos debido a su facilidad para ser domesticados. Los perros son recomendables para familias con niños pequeños ya que son más juguetones, demostrativos y compañeros. De todas maneras, deberás tener cuidado de que ninguno resulte herido al jugar o interactuar. Toma en cuenta que el perro requiere mayor atención que el gato y si pasa mucho tiempo solo puede sentirse triste.

Ya sea que elijas un perro de raza o uno callejero, los tamaños y colores son tan variados que podrás elegir el que mejor se adapte a tu vivienda. Si vives en un departamento pequeño, lo recomendable es que optes por un gato o un perro de raza pequeña. Los gatos tienen la ventaja de ser muy limpios y suelen hacer sus necesidades en un mismo lugar. A su vez, son más ágiles y causan menos accidentes domésticos que los perros.

Pájaro o pez

Estas especies son generalmente elegidas por personas que pasan muchas horas fuera de su hogar. Los peces o los pájaros son ideales para personas que viven solas o parejas que están poco tiempo en su casa. También para niños de entre 4 y 10 años debido a que no pueden manipularlos tan fácilmente por estar resguardados por una jaula o una pecera.

Si quieres llegar a tu casa y sentir un estado de armonía único, una pecera iluminada será tu mejor opción. Si lo que buscas es escuchar el sonido de la naturaleza, entonces elige unos lindos y simpáticos pajaritos.

Como dice Ángels, Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, estos requieren poco espacio y se les puede enseñar a hacer algunas acciones simples. También son ideales para parejas que trabajan todo el día y desean relajarse en su casa. Toma en cuenta que el vínculo que establecerás con ellos será muy distinto al que puedes tener con un perro o un gato pero su presencia te brindará una interesante sensación de bienestar y alegría.

Tortuga o hámster

Las tortugas son ideales si tienes niños un poco más grandes porque ya pueden entender que “no son juguetes”. Además, pueden interesarse por su aspecto y ocuparse de los cuidados básicos. Los hámsters suelen resultar más divertidos por sus movimientos pero requieren de mayores cuidados y son más delicados que las tortugas. Ambos son pequeños, silenciosos y pueden caber en cualquier espacio.

Ahora que ya sabes las ventajas y desventajas de cada una de las mascotas, elige la ideal para ti. ¡No pierdas más el tiempo y empieza a pensar en su nombre!