Baja California busca turistas de Estados Unidos

El otrora destino predilecto de los estadounidenses se ve impactado por la crisis, las restricciones a los autobuses de viajeros y el desplome de la principal vía de tránsito
Baja California busca turistas de Estados Unidos
Un músico espera clientes en la cantina Hussong's de Ensenada, una de las ciudades impactadas por la falta de visitantes.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

El sector turístico de Baja California atraviesa una de sus épocas más complicadas. Las restricciones a los autobuses estadounidense, la crisis, la violencia, las estrictas revisiones en la frontera y la reciente caída de la principal vía de tránsito para los vacacionistas, han golpeado la industria.

Desde hace 20 años, aseguran hoteleros, el turismo anglosajón se ha desplomado dramáticamente y los visitantes de un par de horas son los que impiden que cierren más negocios en Tijuana y Ensenada. Ahora solo llegan 40 mil vacacionistas, muy por debajo del millón que recibía en la década de 1990.

Esto ocurre cuando su vecino del norte, San Diego, reporta una afluencia de 32.2 millones de visitantes, incluso más que todos los turistas que recorrieron México el año pasado.

En Baja California, en contraste, sobreviven con sólo el 30% de sus cuartos de hotel alquilados.

Mientras hoteleros culpan a los engorrosos trámites exigidos desde 1993 —tras la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC)— a 12 mil autobuses turísticos de Estados Unidos, las autoridades ven un repunte.

En Ensenada, por ejemplo, la ocupación hotelera superó a los años recientes —según cifras oficiales— y desde el 2013 es el destino mexicano del Pacífico con más arribo de cruceros. Este año su puerto espera la llegada de 280 navíos, casi el doble que en 2009, cuando la economía agonizaba.

Para las oficinas locales de Turismo, ni los índices delictivos, ni el derrumbe de la carretera Escénica han impactado al sector, como lo ha hecho la recesión. Cada ciudad va tras un grupo de vacacionistas: Ensenada quiere atraer a los anglosajones y Tijuana a los mexicanos radicados en Estados Unidos.

Los dos destinos quieren promoverse al lado de San Diego en un circuito binacional de turismo, como lo hacían en la década de 1970, pero la ciudad californiana no parece estar interesada en volver a imprimir los viejos folletos que tenían el título de “Two Nation Vacation”.

?>