Entierro de pistolero de Fort Hood será en Puerto Rico

El cuerpo del militar puertorriqueño Iván López López llegará este viernes a su isla natal, donde será velado el viernes y enterrado el sábado
Entierro de pistolero de Fort Hood será en Puerto Rico
El pasado 2 de abril, Iván López López mató a tres soldados e hirió a 16 antes de suicidarse en la base Fort Hood de Texas.
Foto: Archivo

SAN JUAN, Puerto Rico – El cuerpo del militar puertorriqueño Iván López López, quien el pasado 2 de abril mató a tres soldados e hirió a 16 antes de suicidarse en la base Fort Hood de Texas (EEUU) llegará mañana a su isla natal, donde será velado el viernes y enterrado el sábado.

Así lo detalló hoy a Efe Glidden López Torres, portavoz de la familia de López López, cuyos restos llegarán el jueves a las 15.50 hora local al aeropuerto Luis Muñoz Marín de San Juan, provenientes de Texas.

López Torres indicó que el viernes a las 8.00 hora local la familia del soldado llevará a cabo un velatorio privado de una hora en la funeraria Pacheco de Guayanilla, pueblo natal y de crianza de López López, al sur del país.

Al concluir, el público y la prensa tendrán oportunidad de entrar a la funeraria, pero los medios no podrán entrar sus cámaras al área de la capilla, donde el cuerpo del military estará cubierto por el féretro.

El sábado se ofrecerá una misa en su memoria en la iglesia católica Inmaculada Concepción de Guayanilla, ubicada en la plaza del pueblo, a las 13.00 hora local y después, el cuerpo del militar fallecido se trasladará al cementerio municipal Los Pinos, en esa misma localidad, que se encuentra a unos 140 kilómetros de la capital.

López Torres sostuvo que aunque la familia del fallecido “no se ha expresado formalmente” en público, han pedido “oración por la familia de las víctimas, tanto las de aquí como las de EEUU”. El padre del fallecido, llamado también Iván López, dijo hace varios días que su hijo no podía encontrarse en “su sano juicio” cuando protagonizó la matanza.

“Mi hijo no podía estar en su sano juicio; él no era así”, dijo el progenitor del soldado en un escueto comunicado.

El portavoz tampoco quiso hoy entrar a hacer comentarios sobre lo que pudo haber pasado el pasado 2 de abril en la base militar, “porque hay una investigación” que el Ejército de EEUU está llevando a cabo.

López Torres es un familiar lejano de López López y “la relación que tuve con él -explicó hoy a Efe- fue limitada porque estuvo cambiando de bases” militares.

López fue miembro de la Guardia Nacional durante once años. Uno de ellos lo pasó en la Franja de Gaza, y también estuvo destacado en Iraq, donde se piensa que empezó a sufrir el Síndrome de Estrés Postraumático (PTSD).

Su madre, Carmen López, exenfermera del Centro de Diagnóstico y Tratamiento de Guayanilla, falleció recientemente de un ataque al corazón, lo que podría haber afectado a su estabilidad emocional, así como el también reciente fallecimiento de su abuelo.

Para asistir al funeral de su progenitora, inicialmente, sólo se le concedieron 24 horas, algo que enfadó particularmente al militar, según apuntó la prensa local.

López estudió en la escuela superior Asunción Rodríguez De Sala y la escuela intermedia Arístides Cales Quirós, ambas ubicadas en el pequeño municipio.

Al soldado le sobreviven su padre, dos hijas de un primer matrimonio que viven en Puerto Rico y otras dos que tenía con su actual esposa en Texas.

En 2011, sirvió durante cuatro meses en la guerra de Irak y se medicaba por depresión, ansiedad y otros trastornos psiquiátricos probablemente vinculados a su experiencia bélica.