Espantoso cierre

No hay que engañarse: el cierre apretado del Clausura 2014 no se debe a que los equipos estén terminando de forma brillante el torneo regular; al contrario, se debe a que la mayoría de los equipos están llegando a la meta final tropezando y aprovechando los errores de rivales para mantenerse con esperanza de colarse a la Liguilla. Lamentablemente la mayoría de los boletos a la Liguilla se terminarán definiendo en gran parte por lo que dejan de hacer en la cancha los equipos y no por su certeza.

La irregularidad le ha permitido a equipos que realizaron campañas muy malas seguir metidos en la lucha por calificar. Varios equipos que han acumulado 16 puntos en 14 fechas se mantienen con serias posibilidades de avanzar ya que solamente se encuentran a cuatro unidades de los están en zona de calificación. Es increíble que de 42 puntos que se han disputado hasta la jornada 15, equipos que solamente han logrado ganar 16 se mantengan en la pelea.

Esto no es un buen espectáculo y no es bueno para el futbol azteca. Al contrario, se presta para que los equipos cierren el campeonato jugando con una actitud marrullera, como fue el caso en el partido de Pumas contra Chiapas en la fecha 14, un partido espantoso donde quedó evidente que la actitud ‘ratonera’ de los universitarios prevaleció sobre el aspecto deportivo con tal de sumar los tres puntos.

Pero ese no fue el único partido que dejó un mal sabor de boca. La presión parece estar mermando a los equipos en este cierre y en vez de motivarlos a dar un mejor espectáculo los ha orillado a apostar mejor al error del rival. El hecho de que después de 14 jornadas Cruz Azul y Toluca sean los únicos que han logrado ganar más de la mitad de los puntos que han disputado y que todos los demás han sido incapaces de llegar al 50% indica que algo no está bien.

Estos torneos cortos ya no son espectaculares, parece ser que los equipos ya les han encontrado la maña. Se echan a la hamaca casi todo el torneo y al final cruzan los dedos para ver si la fortuna les favorece en la ruleta.