Gobierno con “mente abierta” para frenar deportaciones

El secretario de Seguridad Nacional asegura que analizan una posible solución pero no fija plazos para tomar una acción concreta
Gobierno con “mente abierta” para frenar deportaciones
Debía afrontar deportación pero se refugió en una iglesia
Foto: Getty

Washington – El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, afirmó este miércoles que mantiene su “mente abierta” a las opciones para frenar las deportaciones que le presentó el Caucus Hispano del Congreso (CHC), pero no fijó plazos para una decisión definitiva.

“He aprendido mucho de las recomendaciones que han hecho (los miembros del CHC) y valoro su liderazgo en el área de la reforma migratoria. Tengo una mente abierta sobre mucho de esto y estoy activamente pensando sobre las reformas a nuestro proceso (de deportaciones)”, señaló Johnson al término del encuentro privado en el Capitolio.

Preguntado sobre un cronograma para decisiones definitivas, Johnson dijo que “no por ahora, pero pronto”, y reiteró su compromiso de asegurar que las deportaciones estén “centradas en las amenazas para la seguridad nacional, seguridad pública y seguridad fronteriza”.

“He escuchado varios casos que me conducen a querer reevaluar nuestras prioridades para asegurar que estamos haciendo esto correctamente”, subrayó el titular del DHS.

Por su parte, el presidente del Caucus Hispano, el demócrata Rubén Hinojosa, dijo que se trata de un asunto “muy difícil y complejo que necesita resolverse, y estamos un paso más cerca” de responder a las preocupaciones sobre la separación de las familias.

Se trata de la primera reunión del CHC con Johnson, desde que Obama le ordenó el mes pasado una revisión de las deportaciones para hacerlas más “humanas”.

Aunque los republicanos de la Cámara de Representantes mantienen en el congelador la reforma migratoria, los grupos pro-inmigrantes han enfilado sus ataques hacia la Administración Obama por la cifra récord de dos millones de deportados desde 2009.

Varios de los legisladores demócratas hispanos, uno a uno, declararon a la prensa que mantienen su optimismo de que Johnson tomará medidas a corto y largo plazo.

Según el congresista demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, la reunión fue “excelentísima” y abre “un nuevo frente en la lucha por proteger a nuestra comunidad inmigrante” y para lograr un voto de la reforma migratoria en el Congreso.

Ni Johnson ni los congresistas quisieron detallar si, por ejemplo, DHS reformará o desmantelará el programa de “Comunidades Seguras” (S-COMM), que presuntamente da prioridad a la expulsión de criminales.

Aunque la reunión no arrojó resultados inmediatos, los legisladores californianos, Xavier Becerra y Loretta Sánchez, y de Arizona, Raúl Grijalva, consideraron que la reunión es un buen primer paso y que, en todo caso, los activistas deben

El encuentro coincidió con una serie de actos y protestas de activistas pro-reforma en Washington, que incluyen la entrega de una carta al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, y una huelga de hambre frente a la Casa Blanca.

Maria.pena@impremedia.com