Prende el Rebaño alerta por Pereira

Defensor rojiblanco sufre molestia en el muslo derecho; en duda ante el Morelia
Prende el Rebaño alerta por Pereira
Omar Bravo y Jair Pereira juegan en la práctica de ayer.
Foto: MEXSPORT

GUADALAJARA, México (NTX).— El defensa Jair Pereira no terminó la práctica de ayer con las Chivas, debido a que presentó molestias en la parte posterior del muslo derecho, por lo que estaría en duda para el partido del domingo ante Monarcas Morelia.

Cerca del final del entrenamiento, el elemento surgido de Cruz Azul intentó buscar un balón, pero detuvo su marcha y se tocó esa parte del cuerpo.

El cuerpo médico del Rebaño Sagrado le colocó una bolsa de hielo al zaguero central, quien se fue a la banca a observar los últimos minutos de la sesión de trabajo.

Por otra parte, Aldo de Nigris y Omar Bravo ya trabajaron al mismo ritmo de sus compañeros, por lo que podrán ser tomados en cuenta para la fecha 15, si el técnico Ricardo La Volpe así lo decide.

La lesión que lo dejó fuera por cinco partidos generó un sentimiento de frustración en Omar Bravo, quien se declaró listo para regresar el domingo al recibir a Morelia.

“Nunca había estado fuera tantos partidos, había tenido dolencias musculares, nunca he tenido operaciones gracias a Dios y siempre eran dos tres partidos cuando mucho, pero ésta superó mis expectativas, estuve frustrado y triste por lo que estaba viviendo de fuera y lo que pasaba con el equipo, siempre con ganas de ayudar”, dijo.

Luego de este amargo momento, el elemento surgido de Fuerzas Básicas del Rebaño Sagrado afirmó que está completamente recuperado para volver a ser tomado en cuenta.

“Me siento bien, voy de menos a más, definitivamente es lo más frustrante que me ha pasado como jugador de Primera División, pero ya quedó atrás, estoy bien, vengo de menos a más y con las posibilidades de jugar si así lo decide Ricardo [La Volpe, técnico], estoy bien”, apuntó.

Explicó que su dilatada recuperación se debió a que había que asegurarse de que sanara por completo.

“A veces tenía que hacer un alto para que no se fuera a agravar, respeté las indicaciones del cuerpo técnico, algunas contra mi voluntad, porque una cosa era el deseo de volver y otra la realidad”, acotó.