“Trato digno” a repatriados mexicanos en espera de firma

El presidente Enrique Peña debe firmar y promulgar reformas a la Ley General de Población que proteger a los repatriados para contar con servicios básicos para regresar a sus casas
“Trato digno” a repatriados mexicanos en espera de firma
La nueva ley estima brindar todos los apoyos necesarios.
Foto: Gardenia Mendoza

México.- De un momento a otro, los mexicanos repatriados a México vía terrestre o aérea tendrán la garantía legal de poder contactar a sus familiares vía telefónica, recibir agua, alimentos y enseres básicos para aseo personal, así como atención legal, psicológica y médica en los 26 centros de detención provisional en el país.

Sólo hace falta que el presidente Enrique Peña Nieto haga la promulgación de las Reformas a la Ley General de Población (LGP) que tiene desde este miércoles en sus manos para su promulgación tras la discusión y aprobación en la Cámara de Diputados.

Una vez que el Ejecutivo dé su firma, la Secretaría de Gobernación será la institución encargada de garantizar el trato “digno” que hasta ahora se limita a otorgar un acta de recepción del repatriado.

En contraste, los cambios al Artículo 84 de la LGP también obliga a las autoridades a vigilar que los migrantes no sean discriminados por su lugar de origen, sexo, edad, discapacidad, condición social o económica, estado de salud, embarazo, lengua y religión.

A otorgar asesoría sobre los programas y apoyos que pueden recibir durante su estancia y cooperar con el traslado al lugar de origen del afectado.

Los centros de detención deben evitar el hacinamiento y contar con áreas de estancia separadas para mujeres y hombres,así como espacios separados para las niñas, niños y adolescentes no acompañados mientras son canalizados al oficial DIF. Actualmente, una de las quejas recurrente entre los migrantes es que los servicios médicos operan sólo de lunes a viernes y en caso de que alguno se complique en fin de semana es problema del enfermo.

Los estados que más repatriados recibe son Baja California, Tamaulipas y Sonora.

El Instituto Nacional de Migración reportó que en 2013 atendió a 332,614 repatriados, principalmente en los estados de Baja California, Tamaulipas y Sonora.