El Atlético entrena con los suplentes y Diego Costa sale a correr

El Atlético de Madrid volvió a la normalidad tras pasar ayer a semifinales de la Liga de Campeones con su victoria frente al Barcelona, con un entrenamiento en el que participaron los suplentes y en el que se pudo ver a Diego Costa saliendo a correr como parte de su recuperación. El Real Madrid y el Atlético de Madrid vuelven a clasificarse juntos para las semifinales de la Copa de Europa/Liga de Campeones 55 años después de hacerlo por primera y única vez.

Majadahonda (Madrid), 10 abr (EFE).- El Atlético de Madrid volvió a la normalidad tras pasar ayer a semifinales de la Liga de Campeones con su victoria frente al Barcelona, con un entrenamiento en el que participaron los suplentes y en el que se pudo ver a Diego Costa saliendo a correr como parte de su recuperación.

Madrid, 10 abr (EFE).- El Real Madrid y el Atlético de Madrid vuelven a clasificarse juntos para las semifinales de la Copa de Europa/Liga de Campeones 55 años después de hacerlo por primera y única vez.

Los once titulares de la victoria ante el Barcelona realizaron trabajo de recuperación específico y el hispanobrasileño Diego Costa, que sigue recuperándose de la lesión muscular que sufre en el muslo derecho, saltó unos minutos al césped de la Ciudad Deportiva de Majadahonda para realizar carrera, acompañado por el recuperador Óscar Pitillas.

Esta será la cuarta ocasión en la que habrá dos equipos de una misma ciudad en las semifinales de la máxima competición, puesto que tras lograrlo los conjuntos madrileños en la campaña 1958-59 lo lograron el Milan y el Inter en la 2002-03 y el Chelsea y el Arsenal en la 2008-09.

Por su parte, el turco Arda Turan continuó con su tratamiento de fisioterapia para paliar la pubalgia que le ha dejado fuera de los últimos dos encuentros oficiales del Atlético.

Hace 55 años el Real Madrid superó al Wiener austríaco en los cuartos de final, mientras que el Atlético se deshizo del Schalke alemán.

Con estas bajas, nueve jugadores de campo del primer equipo y dos porteros estuvieron disponibles para la sesión programada por el argentino Diego Pablo Simeone, que propuso ejercicios de toque, conducción y control de balón.

Entonces les tocó enfrentarse en la semifinal. El conjunto que dirigía Luis Carniglia venció en la ida el 23 de abril de 1959 por 2-1 en el Santiago Bernabéu, con tantos de Alfredo di Stéfano y Ferenc Puskas, este de penalti, si bien Vavá malogró otra pena máxima para los rojiblancos.

Sumando la ayuda de nueve jugadores de la cantera, el técnico argentino dispuso un partidillo en campo reducido centrado en trabajar la circulación de balón por parte de sus futbolistas.

El 7 de mayo de 1959 se disputó la vuelta. El cuadro de Fernando Daucik respondió en el Metropolitano por 1-0 con diana de Enrique Collar.

La sesión, en la que imperó el buen humor después de la histórica clasificación a semifinales de Liga de Campeones, concluyó con algunos disparos de falta ejecutados por el argentino José Sosa y el uruguayo Cristian ‘Cebolla’ Rodríguez.

Hubo de disputarse un desempate en La Romareda, el 13 de mayo de 1959, en el que ganó el Real Madrid por 2-1 con dianas de Di Stéfano y Puskas para superar el que había anotado Collar.

El conjunto blanco disputó la final en Stuttgart (Alemania) ante el Stade Reims francés y consiguió su cuarta Copa de Europa al vencer por 2-0 (Mateos y Di Stéfano).

El sorteo de mañana decidirá si los equipos madrileños vuelven a encontrarse en la máxima competición continental y se reedita el derbi a nivel europeo.

En la campaña 2002-03 el Milan y el Inter se encontraron en la semifinal. Los interistas habían superado en cuartos al Valencia y los milanistas al Ajax.

Fue otra semifinal muy equilibrada. Con el Milan como local en la ida se registró empate a cero y en la vuelta el resultado fue de 1-1 gracias a un tanto del ucraniano Andrei Shevchenko que clasificó al equipo que dirigía Carlo Ancelotti, actual entrenador del Real Madrid.

En la final, disputada en el estadio Old Trafford de Manchester, el Milan se enfrentó a otro equipo italiano, el Juventus. 0-0 tras el tiempo reglamentario y la prórroga y en la tanda de penaltis victoria milanista por 3-2 con el último lanzamiento de Shevchenko.

La última vez que dos equipos de una misma ciudad estuvieron en semifinales fue en la temporada 2008-09, cuando llegaron el Chelsea y el Arsenal londinenses.

El Arsenal se midió entonces al Manchester United, que ganó en Old Trafford por 1-0 y luego en el Emirates por 1-3. El Chelsea se enfrentó al Barcelona, que logró el pase a la final tras el 0-0 en la ida y el 1-1 en la vuelta con un gol salvador de Andrés Iniesta.

En la lucha por el título, que tuvo como escenario del Olímpico de Roma, el Barcelona de Pep Guardiola se coronó campeón al vencer por 2-0 al United con tantos del camerunés Samuel Eto’o y el argentino Leo Messi.