Huéspedes no deseados

Cómo eliminar los piojos de manera definitiva
Huéspedes no deseados
Los niños más pequeños no pueden usar productos químicos fuertes.

Pocos intrusos son tan difíciles de desalojar como los piojos.

A partir del momento en que nuestros hijos llegan de la escuela con una nota de la maestra avisándonos que le encontraron piojos a algunos compañeritos del salón, y que, probablemente, los bichitos ya se han mudado a la cabeza de nuestros hijos, comienza una especie de odisea que incluye el lavado de sábanas, almohadas y toallas, y que no termina hasta que todos los niños del salón se hayan librado del último piojo.

Estos diminutos bichitos que apenas se ven no causan infección ni transmiten enfermedades, pero pueden hacer tu vida extremadamente molesta. Los piojos viven entre 25 y 35 días y al ser tan pequeños, pueden esconderse fácilmente en alfombras o sábanas.

Los piojos producen entre 4 y 6 huevos o liendres por día, que colocan cerca del cuero cabelludo. Estos huevitos pueden verse a simple vista y aparecen como puntitos blancos y amarillentos pegados al pelo. La buena noticia es que estos bichitos sólo sobreviven en la cabeza de los seres humanos y no atacan a las mascotas.

No todos los infectados sienten picazón, y algunas personas recién se dan cuenta para cuando es demasiado tarde y cientos de bichitos han hecho de su cabeza, su hogar. Los piojos no vuelan, pero se trasladan fácilmente de una cabeza a la otra, y no conocen de edad, limpieza o clase social, lo que hace que nadie esté excepto de contraerlos.

  • Existen shampoos y tratamientos capilares que eliminan los piojos y liendres. Pero no puedes usarlos en niños de menos de 2 años, porque sus componentes químicos son peligrosos. En estos casos, debes quitar los piojos manualmente con la ayuda de un peine fino.
  • Una vez que te laves el cabello con un shampoo o tratamiento especial, déjalo actuar por lo menos dos días, antes de volver a lavarlo.
  • No uses crema acondicionadora antes de aplicar el tratamiento, porque previene la absorción del ingrediente químico.
  • Los expertos recomiendan tratar a todos los miembros de la familia, porque con sólo una persona que quede con un piojo, el ciclo puede volver a comenzar.
  • No olvides lavar con agua caliente las sábanas, toallas, almohadas y ropa del niño, para asegurarse de que no quede ni un solo bichito. También se recomienda pasar la aspiradora, para eliminar los piojos que hayan podido esconderse entre las fibras de la alfombra.
  • Remoja en alcohol, o en algún producto contra piojos, todos los peines, cepillos o hebillas que hayan tocada el cabello del niño.