Renuncia la Secretaria de Salud Kathleen Sebelius

Se espera nuevo liderazgo luego de la difícil implementación de 'Obamacare'
Renuncia la Secretaria de Salud Kathleen Sebelius
Kathleen Sebelius dimitió al cargo de Secretaria de Salud.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.— La secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, dimitió al cargo justo cuando la reforma sanitaria por la que ha batallado los últimos cinco años ha logrado los 7.5 millones de inscritos, tras sonoros fallos iniciales de su puesta en marcha.

Según adelantó The New York Times, que cita fuentes oficiales anónimas, el presidente Barack Obama aceptó ya su renuncia y hoy anunciará la designación de la directora de la Oficina de Gestión del Presupuesto (OMB) de la Casa Blanca, Sylvia Mathews Burwell, como su sustituta.

La acción se da meses después de que inició un período difícil para la puesta en marcha de la ley federal de reforma de salud.

El sitio web Healthcare.gov en el cual los estadounidenses debían inscribirse para obtener cobertura médica a través del nuevo plan de seguros médicos estuvo plagado de fallas técnicas y siempre hubo dudas sobre sí la Administración Obama, podría conseguir su meta.

Medios locales informaron que se espera que Sebelius, cuya renuncia habían pedido hace meses los republicanos sin éxito alguno, confirme también oficialmente su dimisión hoy viernes.

Algunas fuentes que hablaron a condición de anonimato, dijeron que Sebelius notificó a Obama su decisión desde principios de marzo.

“En un momento, la Secretaria Sebelius dijo al Presidente que se sentía confiada en la trayectoria del registro e implementación de Ley de Cuidado de Salud Asequible, y que ella creía que una vez concluyera la inscripción abierta (al programa) sería el momento adecuado para la trasnisión hacia un nuevo liderazgo en el departamento”, dijo la fuente.

La secretaria de Salud y Servicios Sociales había anunciado el miércoles mismo ante un comité del Senado que la cifra de inscritos en los seguros médicos privados de la reforma sanitaria conocida como “Obamacare” alcanzó unos 7.5 millones de personas, 400 mil más que el reporte de inicio del mes.

Se conoció que asesores cercanos al presidente temían que los problemas del sistema de inscripción perjudicara la gestión de Obama.