Pacquiao ¡está de regreso!

El filipino gana por decisión unánime el cetro welter de la OMB

Pacquiao ¡está de regreso!
Óscar Valdez castiga a Adrián Pérez en la pelea superpluma juvenil de la NABF; el ex olímpico Valdez conquistó el cinturón.
Foto: FOTO: CORTESIA

Manny Pacquiao no tuvo el regreso mágico que todos habrían querido, pero aún así se bastó para derrotar a Tim Bradley en combate realizado anoche en el MGM Grand Arena de Las Vegas en el que recuperó su título mundial de la OMB, rompió el invicto de rival y lo mejor de todo para él tomó revancha del hombre que lo había vencido hace dos años en decisión polémica.

Los tres jueces vieron ganar a Pacquiao 118 – 110; 116- 112 y 116 a 112.

Empezó mejor Bradley imponiendo condiciones y al menos en el primer tercio se peleó como quiso el hombre de Palm Springs que ganó dos de los tres asaltos, pero en la medida en que Pacquiao sintió las manos de su rival y supo que no tenía mucho fue al frente a buscar y aunque pagaba el precio de ser conectado pudo poner sus manos para marcar puntos y nivelar cuando se peleaba la mitad del pleito.

Si alguna duda quedaba en torno al estado de Pacquiao, él mismo se encargó de alimentar la suspicacia, ya que los seguidores del ídolo filipino vieron a otro peleador. Muy distinto este “Pacman” del peleador vibrante que dominó el boxeo casi una década.

Un plan distinto pudo ser o simplemente que ya el zurdo filipino siente el peso de los años. Persistencia y consistencia fueron la clave de su victoria.

Sin grandes golpes ni hechuras de su repertorio, ganó tomando lo que regalaba Bradley que puso todo en los primeros asaltos y se quedó sin gas para el cierre.

En sentido inverso, Pacquiao creció a medida que maduraba el combate y en la misma medida en la que su rival perdía gas se tomó confianza.

Fue un buen plan el de Bradley y su esquina en el inicio manteniendo aquella derecha engatillada como si quisiera recordarle el horrible nocaut que le propició Juan Manuel Márquez y pareció que Pacquiao también lo entendía así.

Bastó que la temida derecha plena de Bradley entrara al rostro del filipino, sin que ocurriera nada extraordinario para que la pelea cambiara de tono.

Ya Pacquiao supo que eso era todo lo que traía su rival y fue a meterle más presión hasta lucir dominante y merecedor de la victoria.

Con este triunfo Pacquiao deja su marca en 56 – 5 y 38 KO’s, en tanto que Bradley queda con 31-1 y 12 KO’s.

El dos veces olímpico, el sonorense Óscar Valdez, ganó su primer campeonato como profesional al doblegar por nocaut efectivo en el cuarto episodio al estadounidense Adrián Pérez para agenciarse el título superpluma juvenil de la NABF en el MGM Grand de Las Vegas.

Valdez (10-0, 9 Ko’s) golpeó de forma estratégica a Adrián Pérez (10-5-1, 1 Ko) con fuertes combinaciones a las zonas blandas y al cuerpo hasta hacerlo caer en el quinto asalto con un sólido puyazo al hígado que obligó al réferi a detener el pleito al minuto y 23 segundos del quinto asalto para que el sonorense se convirtiera en monarca superpluma juvenil de la NABF.