Aprovechados

Morelia entra a zona de calificación al humillar con goleada al Cruz Azul 'B'

Héctor Mancilla celebra uno de los dos goles anotados a La Máquina, que presentó un cuadro alterno en la fecha 16 en el Estadio Morelos.
Héctor Mancilla celebra uno de los dos goles anotados a La Máquina, que presentó un cuadro alterno en la fecha 16 en el Estadio Morelos.
Foto: MEXSPORT

MORELIA, México.— Cruz Azul le regaló el partido a Monarcas… y la dignidad.

La Máquina fue apaleada ayer al son de 5-1 por Morelia en el Estadio Morelos, en un partido en el que otra vez utilizó un plantel “B” y por el que puso en riesgo el liderato de la Liga.

Y es que cuando un equipo enfrenta a un rival pensando en otro, en este caso el Toluca en la final de la Concachampions el miércoles, se expone a castigos como éste; si los Diablos vencen hoy al Atlas serán los nuevos punteros.

Cruz Azul sólo fue contendiente los primeros 15 minutos del duelo y después fue mero espectador del alivio del técnico Ángel David Comizzo, con cuatro partidos sin victoria y que tras este resultado apunta a la Liguilla, al llegar a 21 puntos.

Los cementeros exhibieron la falta de conjunción. Christian Giménez, Achille Emana, Fausto Pinto y Pablo Barrera no pudieron contrarrestar la inexperiencia del resto del plantel.

Lejos de eso, fue Emana el que se confundió en la salida y dejó el balón a merced de Aldo Leao, al 16′, para el primero de la noche con un disparo que pegó en el travesaño antes de picar dentro del marco.

Los celestes fueron una caricatura del cuadro que, hasta ayer, presumía ser la segunda mejor defensiva.

El mediocampista Óscar Fernández hizo lo que quiso con los zagueros (participó en tres goles y marcó otro) y al 25′ filtró el balón a la llegada de Héctor Mancilla, quien venció a Guillermo Allison con un disparo raso.

La Máquina reaccionó al 42′ con un pase de Horacio Cervantes, la pantalla de Christian Giménez y el tanto de Achille Emana en el mano a mano.

De nada sirvió porque al 44′ Mancilla anotó de penal, tras una falta de Allison sobre Fernández.

Morelia pegó y no encontró respuesta. Así que, con las vías abiertas, marcó el cuarto tras un pase de Fernández a Duvier Riascos, quien picó el balón ante la salida intempestiva del portero y sólo empujó el esférico.

Mauro Formica, el único de los que se perfilan como titulares el miércoles, ingresó en los últimos minutos, pero sólo para atestiguar cómo Óscar Fernández tuvo la recompensa a su desempeño con el quinto de la noche tras un cabezazo en el que perdió la marca Fausto Pinto, como se perdió todo Cruz Azul.

Y mientras Morelia espera que al menos dos equipos no ganen para seguir en zona de clasificación, La Máquina va al Nemesio Diez a la final de la Concachampions en espera de que esta paliza no haya sido en vano.