Latinos ingresan a la universidad, pero no se gradúan

Estudiantes latinos están por debajo del promedio nacional y local que obtienen un títulos de instituciones de educación superior
Latinos ingresan a la universidad, pero no se gradúan
Anthony Jimenez y Amanda Sanchez, estudiantes de East LA College.
Foto: Emilio Flores / La Opinion

WASHINTON, D.C.— Anthony Jiménez se graduó de Montebello High School y su opción para continuar su educación superior fue el Colegio Comunitario del Este de Los Ángeles (ELACC), la institución que más estudiantes latinos inscribe en todo el país.

La meta de Jiménez es obtener una licenciatura en sociología, pero las probabilidades para que lo consiga van en su contra.

A pesar de que EALCC aparece entre los primeras cinco instituciones de educación superior que a nivel nacional inscribe a más estudiantes – 24,000 en el ciclo escolar 2011-12 – ni esta, ni ninguna otra de California se encuentra entre las que más licenciados latinos gradúan, de acuerdo con un reporte del grupo Excelencia en Educación.

En 2011-12 sólo 1,090 estudiantes completaron en el Colegio del Este de Los Ángeles su Associate Degree (universidad de dos años) ese año, según el reporte.

Richard Moyer, vicepresidente de asuntos académicos de ELACC, considera que la razon de la baja tasa de graduación se debe a que la mayoría de los jóvenes latinos del Este de Los Ángeles, por lo menos, se gradúan de la preparatoria “insuficientemente preparados”.

Pero Jiménez tiene otra razón para explicarlo, por lo menos en su caso:

“No soy estudiante de tiempo completo porque no pude inscribirme en todas mis clases, y porque trabajo de tiempo completo”, compartió.

Aunque California tiene el número más grande de hispanos, ninguno de sus colegios comunitarios o universidades aparecen en las primeras cinco instituciones a nivel nacional que gradúan a más estudiantes de esta comunidad.

Eso se refleja en el hecho de que solo el 16% de los latinos en California adquirió un diploma universitario, comparado con el 38% de su población total, según el reporte.

El presidente Barack Obama quiere que para 2020 Estados Unidos haya recuperado el primer lugar en su ránking mundial de graduados universitarios, pero los latinos deberán obtener más de la mitad de los nueve millones de diplomas adicionales requeridos para cumplir esa meta, es decir 5.5 millones.

Moyer sostiene que mucha de la carga se le deja a las instituciones de educación superior, pero que es también responsabilidad del mismo estudiante.

“Son ellos y su familias los que pueden hacer el esfuerzo. Es una gran oportunidad llegar a la universidad, pero tienen que hacer la inversión y el esfuerzo requerido”, sostiene Moyer.

Deborah Santiago, coautora del informe y una de las principales ejecutivas de Excelencia en Educación señala que se requieren inversiones, liderazgo y compromiso de las universidades.

“Nuestros datos muestran que hay oportunidades para que todas las partes interesadas, no solo los latinos, contribuyan a nuestra meta nacional”, explicó.

El informe no explica el porqué de los resultados, pero Santiago espera que esto genere un diálogo, especialmente en California, porque, a su juicio, el problema no es cultural y “ningún estudiante se matrícula con la intención de fracasar”.