Controla el dolor

Los cólicos mestruales se pueden minimizar con ciertos alimentos y suplementos
Controla el dolor
Los cólicos menstruales son más frecuencia en las mujeres de 20 a 24 años.

La mayoría de las mujeres sufren cólicos menstruales y si no los padeces, siente agradecida. No hay nada más molesto que ese dolor, ya sea fijo o medio destemplado, que se apodera en la parte baja del vientre y que a veces inhabilita cuando se con la visita mensual.

“No está claro exactamente por qué los ciclos menstruales son dolorosos , ni por qué son más fuertes en unas mujeres que en otras”, explica la ginecóloga y obstetra Chasity Jennings-Nuñez, del White Memorial Medical Center, en Los Ángeles.

“Pero la dismenorrea [término médico que se usa para describir el cólico mestrual] primaria es muy común y su dolor no está relacionado con la dismenorrea secundaria u otras anomalidades, como los fibromas, la endometriosis, etcétera”, detalla la galena.

Lo que si está claro es que los cólicos menstruales son comunes durante la adolescencia, y que se observan con más frecuencia en las mujeres de 20 a 24 años. Por lo general, desaparecen después del primer o segundo año de la primera regla, cuando se logra un equilibrio hormonal.

“Los cólicos menstruales se tratan regularmente con medicamentos hormonales y para el dolor, pero hay varios tratamientos naturales que se pueden utilizar para controlarlos o minimizar el dolor, dice la galena”, agrega.

Estos serían los alimentos y suplementos que —de acuerdo con la doctora Jennings-Nuñez— pueden servir para minimizar o controlar el dolor de los cólicos menstruales.

El calcio, la fibra, los ácidos grasos omega-3, la vitamina E, la vitamina B6, el zinc y el magnesio son algunos de los suplementos dietéticos que se han estudiado en la ayuda para aliviar el dolor menstrual. “La mayor parte de la información sobre estos suplementos se basa en estudios pequeños, efectuados con menos de 100 mujeres”, detalla la experta.

Y aunque todos los minerales y vitaminas mencionadas mostraron algún beneficio, los más efectivos fueron:

La vitamina E. No está claro cómo funciona —explica Jennings-Nuñez—, pero un consumo de 500 UI al día demostró que puede ayudar a aliviar el dolor del cólico menstrual.

Esta vitamina se encuentra en las semillas de girasol y las almendras . También se puede ingerir a través de pastillas que se venden sin receta médica.

Los ácidos grasos omega-3. Este aceite de pescado funciona al ser un inhibe la inflamación.

“Uno de los estudios mostró que una dosis de tan sólo 0.6 gramos al día disminuye el dolor de los calambres menstruales”, detalla la ginecóloga y obstetra.

Los ácidos grasos omega-3 se encuentran en el salmón, el halibut y otros peces de agua fría. Hay pastillas de Omega-3 de libre venta.

Magnesio. Éste mineral disminuye la producción de la prostaglandina (hormona que el revestimiento del útero produce y que hace que el útero se contraiga, a menudo de forma tal que provoca dolor). Por ende, al disminuir la producción de esta hormona durante el periodo se reducen las contracciones musculares en el útero, que provocan los cólicos menstruales.

“Se recomiendan 360 mg al día”, dice la especialista en salud femenina.

Los frijoles pintos y el anacardo (cashew o nuez de la India) son fuentes de magnesio. Como la vitamina E y el Omega-3 se puede comprar como un suplemento sin receta médica.