Negocios van contra bicicletas

Comerciantes de la calle Figueroa temen perder clientela por vía para ciclistas
Sigue a La Opinión en Facebook
Negocios van contra bicicletas
John Neese, propietario de Galco's Market, dice que los carriles de bicicleta complican el tráfico en la zona.
Foto: La Opinión - Ciro Cesar

Los planes para poner carriles para bicicletas sobre la calle Figueroa Norte entre la avenida 22 y 52, eliminando una línea para los automóviles en el área de Highland Park, ha puesto a los negocios contra los ciclistas. Tanto que el proyecto ha sido retrasado.

Cientos de firmas han sido colectadas por la Asociación de Negocios del Noreste en oposición al plan proyectado para comenzar el año entrante. Los carriles propuestos son parte del Plan de Bicicletas de la Ciudad de Los Ángeles aprobado en 2010.

“Es una arma de dos filas. Es positivo porque las bicicletas no contaminan y mejoran la salud de quienes la usan, pero lo negativo es que empeorará el tráfico ya de por si pesado”, expresa Carlos López, gerente del restaurante Las Cazuelas que lleva más de 24 años sobre la Figueroa .

“Que quede claro”, advierte López, que es uno de los firmantes, “no estamos en contra del uso de la bicicleta y sí a favor de las opciones verdes en toda la ciudad, no solo en el Noreste pero necesitamos un acuerdo que nos beneficie a todos”.

John Neese de la tienda de sodas Galco’s por la calle York, donde ya se tomó un carril para las bicicletas, dice que está muy preocupado. “En todo el Noreste han reducido 2,000 espacios para estacionamientos al quitar una línea a los autos”, argumenta.

“Estamos hablando de una calle que en horas pico como las entradas a la escuela, puede tomarse 45 minutos cruzar dos cuadras y media”, sostiene.

“Al dejar solo un carril para el tráfico, las respuestas de bomberos y policías se han hecho más lentas”, agrega.

Harvey Slater tiene su negocio en su casa, no tiene un auto y se transporta en bicicleta y Metro a todas partes. “Los Ángeles no va a ser una ciudad por siempre para los autos. Y tenemos que pensar que al dejar un carril para las bicicletas vamos a hacerlas más seguras para todos”, expone.

A su juicio, el congestionamiento vial lo hace el exceso de autos no los ciclistas.

Uno de sus principales argumentos a favor de los carriles para ciclistas son las muertes. Entre 2002 y 2011 ha habido nueve fallecimientos por accidentes de tránsito en la Figueroa.

“Esta calle tiene un récord terrible de seguridad con un muerto en promedio cada año e incontables daños. La mayoría de las muertes tienen que ver con gente tratando de cruzar cuatro carriles de tráfico rápido”, explica Eric Bruins de la Coalición de Bicicletas del condado de Los Ángeles.

“Lo que la Ciudad propone es una respuesta a este problema de seguridad causado por correr a alta velocidad a través de un vecindario poblado de tiendas, escuelas y edificios de departamentos”, indica.

El proyecto del carril ciclista en la Figueroa Norte es financiado por la medida R, del cual un 10% fue destinado a proyectos de seguridad de los peatones y ciclistas. Ha sido retrasado por el concejal Gil Cedillo quien ha solicitado una consulta adicional con la comunidad antes de proseguir. El concejal Cedillo se abstuvo de comentar sobre el controversial proyecto.

Pero el 8 de mayo a las 6:00 p.m. en la escuela Nightingale tendrá lugar una junta comunitaria para presentar y discutir una propuesta alterna.?

Alrededor de la web