Demanda de acoso a Huizar puede expandirse a la ciudad

Si bien Huizar rechazó las acusaciones de Godoy, aceptó que los dos tuvieron una relación consensual.
Demanda de acoso a Huizar puede expandirse a la ciudad
El concejal José Huízar y Francine Godoy.
Foto: de Huízar: Aurelia Ventura, foto de Godoy: Flickr

Un juez Angelino decidió hoy que una exasistente del concejal José Huizar puede demandar a la ciudad e ir más allá de lo que contenía su demanda inicial de acoso sexual.

Francine Godoy demandó a la ciudad y a Huizar por acoso sexual y represalias el otoño pasado. Los abogados de Godoy buscaron expandir el alcance del litigio y demandar a la ciudad por no prevenir el presunto acoso. Ese pedido de los abogados fue aprobado por la corte.

El Concejo de la ciudad aprobó este mes cubrir los gastos legales de Huizar hasta un máximo de $200 mil.

Si bien Huizar rechazó las acusaciones de Godoy, aceptó que los dos tuvieron una relación consensual.

La demanda motivó al presidente del concejo de la ciudad, Herb Wesson, a que pida una revisión del entrenamiento de acoso sexual para empleados de la ciudad. Si propuesta haría que el entrenamiento sea en persona, contrario a la política actual que permite que los trabajadores hagan el curso en Internet

La demanda inicial de Godoy indica que Francine Godoy, quien fue jefa adjunta de personal en la oficina del edil, fue “objeto de constante acoso sexual y laboral, incluyendo propuestas de favores sexuales”. Godoy, de 34 años, fue contratada por Huízar en 2006 y renunció hace unos meses.

En la queja se afirma que a Godoy se le negó un ascenso y que la forzaron a renunciar a su empleo (por el cual recibía una paga anual de $133,000) y a pedir su transferencia. Asimismo se reclama que se saboteó su intención de postularse a la Junta de Síndicos de Colegios Comunitarios (CCBT).

“[Huízar] destruyó su carrera y esta demanda intenta recuperar todo eso”, comentó Michael Eisenberg, abogado de Godoy, quien indicó que se busca una compensación económica no especificada para su clienta, ahora empleada de la Oficina de Sanidad del Ayuntamiento.

“Ella está extremadamente afectada. Ha trabajado para la Ciudad, obteniendo aumentos salariales, haciendo contactos, abriendo una carrera en la Ciudad y le han quitado todo eso”, señaló el abogado, quien dijo estar buscando a más víctimas o testigos para ser parte del caso.

(Con información de KPCC)