Hispana recibe beca deportiva para Universidad de Michigan

Laura Jiménez recibió una beca deportiva a la Universidad de Michigan, convirtiéndose en la primera de su familia en acceder a la educación superior.
Hispana recibe beca deportiva para Universidad de Michigan
Laura Jiménez (centro) durante la firma de su carta de intención de jugar para la Universidad de Michigan. La dedicación por el polo acuático le abrió las puertas a la universidad de sus sueños.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Laura Jiménez, de 17 años, comenzó a disfrutar del agua desde los 6 meses de edad.

A los 2 años ya nadaba por sí sola y a los 4 ya competía en natación, cuenta su madre Sandra.

Dice que primero fue por salud que tuvo que exponerla al agua, ya que su hija nació con un pulmón perforado.

Más tarde entró al polo acuático y el deporte se convirtió en la pasión de Laura y de toda su familia.

Esa dedicación por el polo acuático le abrió las puertas para ir a la universidad de sus sueños.

Laura recibió una beca deportiva a la Universidad de Michigan, convirtiéndose en la primera de su familia en acceder a la educación superior.

“Es mi sueño cumplido”, dijo la joven con una tierna y alegre sonrisa.

A pesar de su corta estatura y frágil apariencia, Laura es la co-capitán y líder del equipo femenil de polo acuático en la preparatoria Montebello y quien ha llevado a su equipo a ganar múltiples torneos, anotando en promedio la mitad de los puntos a favor.

Posee un récord de anotar más del 60% de sus tiros.

“Este deporte me ha enseñado dedicación y motivación en la vida”, aseguró. “Cuando estoy en el agua me olvido de todo y solo quiero ganar”.

“Mis padres vinieron de otro país para darme lo mejor y por eso es importante para mi triunfar la universidad”, sostuvo la chica.

Lo que no llegamos a hacer nosotros, Laura lo va a lograr porque ha tenido y tiene todo nuestro apoyo”, compartió su padre, Sergio, oriundo Aguascalientes, México.

Ayer, Laura firmó la carta de aceptación de la universidad en la oficina del director de su escuela, rodeada de sus padres, administradores escolares y personal de la alberca municipal de la ciudad de Commerce, donde aprendió a nadar y donde según su madre la llevaba todos los días a practicar.

Ahí, donde curiosamente han surgido dos nadadoras olímpicas que han representado a los Estados Unidos, Brenda Villa y Patty Cárdenas.

“Yo la he visto desarrollarse y mejorar no solo en sus habilidades en el water polo sino en las habilidades de tenacidad y dedicación que le servirán en educación y en su vida en general”, dijo Kevin Larsen, su primer entrenador .

Laura planea estudiar ingeniería civil en Michigan y será parte del equipo de polo acuático universitario.

Sus padres afirman que apoyar a Laura requirió de mucha dedicación de tiempo y otros sacrificios.

“Ha valido la pena el verla llegar hasta aquí. El sacrificio ya pagó su precio. Es un gran orgullo para notros”, expresó su padre y resaltó que el logró es en conjunto, gracias al apoyo de entrenadores, la escuela, y la ciudad de Commerce.