Morales inaugura reunión juvenil con apoyo a Venezuela y críticas a EE.UU.

Evo Morales acusó a Estados Unidos de provocar una guerra civil en Venezuela con el propósito de intervenir
Morales inaugura reunión juvenil con apoyo a Venezuela y críticas a EE.UU.
Ayer, Evo Morales durante una junta donde anunció que subiria el salario minimo en Bolivia.
Foto: EFE

El presidente boliviano, Evo Morales, ratificó hoy su “solidaridad” con el Gobierno de Venezuela y arremetió contra Estados Unidos, al inaugurar una reunión de jóvenes de Latinoamérica previa a la próxima cumbre del Grupo de los 77 países en desarrollo (G77) que se celebrará en Bolivia en junio.

“Toda nuestra solidaridad, nuestra admiración a la revolución bolivariana. Tenemos que defender y vamos a defender la revolución bolivariana de Venezuela”, dijo Morales ante centenares de jóvenes de 15 países que concurren en Santa Cruz (este) a la reunión “Construyendo propuestas desde la juventud hacia la Cumbre del G77”.

El mandatario boliviano acusó a EE.UU. de estar provocando “una guerra civil” en Venezuela, con el objetivo de promover una “intervención militar” para “una dominación política” que le permita adueñarse después del petróleo venezolano.

También aseguró que en Bolivia “ya no hay intento de golpe” desde que expulsó del país en 2008 al entonces embajador estadounidense, Philip Goldberg, a quien acusó de conspirar con la oposición para derrocarlo, algo que Washington siempre ha negado.

Venezuela vive desde febrero un clima de protestas que en algunos casos se han vuelto violentas, dejando hasta ahora un saldo de 41 muertos y más de 650 heridos.

El Gobierno de Nicolás Maduro y un sector de la oposición están dialogando para tratar de buscar una salida a esta situación.

Antes que Morales habló en el evento la ministra venezolana del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, Aloha Núñez, quien sostuvo que “grupos minoritarios han querido llenar de violencia” a su país.

Según Núñez, “grandes empresas de comunicación han difundido noticias totalmente distorsionadas a lo que es la realidad de Venezuela”, tratando de mostrar que en su país “se están destruyendo los venezolanos unos con otros“.

“Eso está totalmente alejado de la realidad. En Venezuela hay una tranquilidad en la mayoría del país. Sólo en unos sectores minoritarios vemos estos actos violentos que lo que buscan es desestabilizar el país, que buscan incluso la injerencia extranjera en el país”, sostuvo Núñez.

Alrededor de la web