No le gusta el drama

Cameron Díaz, que mañana estrena 'The Other Woman', vive sin planes trazados
No le gusta el drama
De izq. a der.: Leslie Mann, Nicki Minaj, Cameron Díaz y Kate Upton, las estrellas de 'The Other Woman'.
Foto: Fotos: 20th Century Fox

A Cameron Díaz, vivir la vida como le llega le ha funcionado de maravilla.

La actriz aseguró a La Vibra que no hace planes y que a cada proyecto lo analiza dependiendo del momento en el que se le presente.

Sus varias y publicitadas relaciones sentimentales le han dado un gran conocimiento en cuestiones del amor, pero por ahora prefiere ser soltera y disfrutar de la vida en plenitud..

De las infidelidades y más temas —excepto de los de índole personal que fueron prohibidos previos a esta charla—, habló la actriz de descendencia cubana y nueva protagonista de la película The Other Woman, que se estrena este viernes. En ella, donde comparte créditos con Leslie Mann y Kate Upton, trata sobre lo que sucede con tres mujeres que se enteran que su esposo o novio las engaña con otra mujer desatando una dulce venganza y locuras entre ellas.

Ataviada en un sencillo pero elegante atuendo de blusa y pantalones blancos y suéter beige con lentejuelas, la californiana lució sonriente en todo momento durante esta entrevista.

¿Qué te atrajo de este película?

Sentí que era una historia tan refrescante sobre la amistad femenina. Sobre todo porque todas están involucradas con el mismo hombre, la cual no es la mejor manera de desarrollar una amistad. Y me fascinó que no se hicieron enemigas porque se dieron cuenta que a todas las habían engañado.

¿Alguna vez te has encontrado tú en esa situación, ya sea siendo ‘la otra mujer’ o descubriendo que tu novio está saliendo con otra?

Gracias a Dios que no. Eso sería horrible.

Cuando te llega una propuesta, ¿tienes una cierta lista de requisitos para aceptar participar en el proyecto?

Sabes, siempre me aseguro de que sea algo inmediato y de no comprometerme con tanta anticipación. Se me hace difícil decir lo que haré en un año, porque en un año puedo decidir hacer otra cosa totalmente. Además, me fijo en el guión, así como el cineasta y el resto del reparto.

¿Te gustaría hacer totalmente diferente, como un personaje histórico o algo así?

Realmente soy una persona espontánea. Y esos proyectos históricos usualmente toman mucho tiempo para hacerlos bien. Pero estoy dispuesta a escuchar propuestas. En los últimos 20 años, he hecho grandes películas y he trabajado con grandes cineastas. Sabes, lo mejor de ser actriz es que puedes ayudar a la gente a través de las historias que cuentas a entenderse mejor a sí mismos o a otras personas a su alrededor. Es una bendición poder hacer esto y por eso lo tomo tan en serio.

La fama conlleva que todo lo que digas salga en los medios de comunicación, ¿En alguna ocasión te has arrepentido de lo que has dicho?

No, porque si la gente está tan preocupada con lo que hago o digo realmente necesitan tener una vida propia. Mi instinto no es mirar y hacer lo que otros digan. Yo no soy de mirar revistas o páginas de chismes. Tengo Instagram y Twitter, pero se me olvida subir cosas porque mi instinto no me dicta decirle a otros qué estoy haciendo o mirar lo que otros están haciendo, sino disfrutar del momento en el que estoy, en lugar de vivir la vida de otros. Me siento mal por las personas que sí quieren hacerlo, pero a lo mejor es lo que quieren y quieren escapar su realidad y eso es triste.

Y de todas las películas que has hecho en estas dos décadas, ¿cuál consideras que ha sido la más importante para tí?

Es como decir ‘¿cuál es tu hijo favorito?’ porque todas son especiales por diferentes razones. Pero me siento afortunada de haber hecho la primera The Mask. [El director] Chuck Russell realmente luchó para que yo fuera Tina Carlyle y me abrió las puertas a otro mundo que no hubiera conocido.