Protestan contra oleoducto Keystone en el Día de la Tierra

En el Día de la Tierra, Obama afronta ataques de grupos a favor y en contra de oleoducto Keystone XL
Protestan contra oleoducto Keystone en el Día de la Tierra
El Sabio Halcón Rojo, del grupo Sicangu Lakota de los Rosebud Sioux (c), aguarda ,con otros líderes del grupo "Alianza Vaquera India", para emprender una marcha a caballo en contra de la extensión del oleoducto Keystone XL, en Washington, DC,
Foto: EFE

WASHINGTON.- Para celebrar el Día de la Tierra, la Administración Obama pretendía destacar este martes sus logros en materia de protección ambiental, pero grupos a favor y en contra del estancado oleoducto Keystone XL le exigieron medidas inmediatas.

Activistas de siete tribus nativoamericanas, algunos montados a caballo, arrancaron hoy en el “Mall” de Washington cinco días de protestas en contra del oleoducto de la empresa canadiense TransCanada, que espera desde hace cinco años el visto bueno del Departamento de Estado.

Las protestas, organizadas por la Alianza de Vaqueros e Indígenas –un grupo de granjeros, rancheros y líderes nativoamericanos- comenzaron hoy con la construcción de 15 vistosos tipis nativoamericanos a unos cuantos pasos del Capitolio, y concluirán el próximo sábado con una protesta a la que se esperan más de 5,000 personas.

Con el lema de “Rechazar y Proteger”, los activistas quieren alertar del daño ecológico del oleoducto en zonas tribales, y repetirán ese mensaje durante un acto de desobediencia civil y una ceremonia ecuménica el jueves frente a la vivienda del secretario de Estado, John Kerry, en el lujoso sector de Georgetown.

Fiel a sus tradiciones religiosos, los activistas también prevén mantener una “hoguera sagrada” durante toda la semana, y otros actos con el uso del agua, para destacar que el oleoducto amenaza la viabilidad de los recursos acuíferos en la ruta del proyecto, según los organizadores.

Pero el oleoducto, un proyecto de $5,500 millones que recorrería desde Alberta (Canadá) hasta el Golfo de México, en las costas de Texas, también tiene sus partidarios, en particular líderes republicanos y grupos conservadores afines.

La semana pasada, la Administración Obama demoró por segunda vez una decisión final sobre el oleoducto para después de los comicios legislativos de noviembre próximo, evitando un asunto muy polémico para los demócratas que afrontan la reelección.

La decisión no sentó bien en el Congreso, e incluso once senadores demócratas enviaron una carta a la Casa Blanca la semana pasada para instar a Obama a que apruebe el proyecto antes de fines de mayo

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, reiteró hoy su queja de que las políticas ambientales de Obama están frenando la producción de energía y, por ende, la creación de empleos.

Para Boehner, la demora respecto al oleoducto Keystone XL es otro ejemplo de las malas políticas energéticas de Obama, y pidió que su gobierno adopte de inmediato cinco medidas republicanas para impulsar el desarrollo del sector energético, incluyendo el fomento de la energía nuclear y de la producción de gas natural en terrenos federales.

Pese a la colorida protesta en el “Mall”, grupos como “Oil Sands Fact Check” afirmaron que los detractores del oleoducto están perdiendo su impulso, y vaticinaron que el proyecto saldrá a flote.

Los partidarios del oleoducto también prevén manifestarse en las calles de Washington el próximo sábado.

Aún a la espera de una decisión final de la Administración Obama, TransCanada ya opera parte del oleoducto en los tramos ya aprobados y que cubren Oklahoma y Texas. Pero la empresa necesita la venia del Departamento de Estado –que tiene jurisdicción porque el proyecto cruza fronteras- para construir en los estados de Montana, Dakota del Sur, Nebraska y Kansas.

Alrededor de la web