Alertan sobre peligro de ventas de autos clandestinos en L.A.

Autoridades están tras concesionarios de automóviles sin licencia que compran vehículos "baratos" que han estado en accidentes y los venden sin hacer los arreglos necesarios
Alertan sobre peligro de ventas de autos clandestinos en L.A.
Los autos son reparados superficialmente después de un choque, y luego puestos a la venta, por lo que no son seguros.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Los investigadores del Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV) han emprendido la tarea de multar a revendedores clandestinos de autos que se aprovechan de compradores en desventaja posando como vendedores privados.

Estos vehículos son reparados superficialmente después de un choque, y luego puestos a la venta, por lo que no son seguros.

Durante el pasado 12 de abril, en un solo día, los oficiales encubiertos emitieron 93 multas (de miles de dólares) y 68 advertencias. Además, incautaron 109 vehículos. Los investigadores también arrestaron a cuatro personas por dichas ventas ilícitas.

Estos concesionarios de automóviles sin licencia, llamados “curbstoners” suelen comprar vehículos “baratos” de dueños particulares y de locales de venta de vehículos de pérdida total recuperados (salvage yards) y por lo general hacen poco, si es que lo hacen, reacondicionamiento mecánico o de seguridad.

Los revendedores clandestinos suelen crear estacionamientos con varios vehículos en un solo lugar, causando la obstrucción de calles, estacionamientos públicos y propiedad privada. También atraen a los compradores potenciales por la publicidad en los sitios de Internet como Craigslist y utilizan diferentes nombres de vendedor, pero el mismo número de teléfono.

Los revendedores de autos clandestinos a menudo convierten áreas de alto tráfico en lotes o estacionamientos instantáneos, poniendo carros en gasolineras, supermercados, tiendas pequeñas, en propiedad privada, o hasta en el lado de la carretera. Les quitan a los clientes lugares para estacionarse y causan molestias y resulta en poca clientela de los negocios.

Los consumidores pueden convertirse fácilmente en víctimas de fraude que involucran asuntos como alteración de odómetro, daños escondidos en la carrocería o vehículos de pérdida total recuperados (salvage), dispositivo de seguridad defectuosa, embargo por trabajos mecánicos y otros problemas que no pueden ser honestamente divulgados cuando se hace la venta.

Una vez realizada la compra, el consumidor no tiene ningún recurso o amparo para recuperar su dinero.

· Sospeche de carros y vehículos que estén súbitamente estacionados en áreas no designadas.

· Monitoree lugares de anuncios gratis tales como Craigslist, donde aparece el mismo número de teléfono como contacto en diversos anuncios de personas particulares.

· Compare la información de contacto en los anuncios de “Se vende” (For Sale) para ver si es la misma persona.

· Verifique que el nombre en título concuerde con el nombre del vendedor.

· Aléjese de vendedores que sólo acepten dinero en efectivo y que no acepten cheques o giros postales.

· El revendedor clandestino de autos reparados (curbstoner) no le permitirá que el vehículo sea inspeccionado independientemente ni le proporcionará expedientes de mantenimiento que concuerden con el carro.

· El revendedor clandestino de autos reparados (curbstoner) no le permitirá que usted solicite un reporte de CarFax porque mostrará si el vehículo fue vendido en una subasta.

Para mas infomación al respecto, puede visitar la página de Internet del DMV, disponible en español, http://www.dmv.ca.gov o llamando al teléfono de servicio al cliente 1(800) 777-0133.