Alumnos protestan en LA Mission College

Alumnos se quejan y dicen sentirse intimidados por los administradores
Alumnos protestan en LA Mission College
Ayer, una docena de estudiantes continuaron con la manifestación iniciada por Ann Marie Catano, una alumna suspendida y quien estaba a punto de transferirse de este campus colegial.
Foto: La Opinión - J. Emilio Flores

La historia de Ann Marie Catano, una estudiante de Los Ángeles Mission College, quien estaba a punto de transferirse a la Universidad de California Berkeley cuando fue suspendida por “un asunto de disciplina”, ha causado indignación entre varios de sus compañeros.

Ayer, una docena de ellos continuaron con la manifestación que ella misma inició en este campus colegial del Valle de San Fernando.

Los estudiantes dijeron estar inconformes por las injusticias que han venido ocurriendo en el colegio.

Desde el caso de Catano, hasta la del profesor de teatro, Guillermo Aviles Rodríguez, a quien le fue negada su permanencia como miembro de la facultad.

Sin embargo, Joe Ramírez, el vicepresidente de servicios estudiantiles de la institución, negó a La Opinión tales aseveraciones de los estudiantes y hasta dijo que, “ellos son los que nos intimidan a nosotros en realidad”.

Los incidentes son solo parte de las inconformidades. El grupo de estudiantes en protesta asegura que hay un ambiente de “intimidación” por parte de altos administradores del colegio, incluyendo al propio Ramírez

“Lo que hicieron con Anne Marie fue como una amenaza para el resto y mantenernos callados”, opinó Lissette Asturias, quien dijo ha sentido el temor de que en represalia no llegue a lograr transferirse.

Joshua Rojas, un estudiante recién graduado de Mission College, dice que en el caso del maestro “ha sido injusto porque él ha hecho mucho por los estudiantes”.

“No solo nos sentimos ignorados, nos sentimos intimidados. Todos los estudiantes de arte o carreras relacionadas recibimos cero apoyo”, aseguró por su parte Samantha Jeffrey.

Según el vicepresidente de servicios estudiantiles la estudiante Catano ha sido suspendida de tomar clases hasta después del verano en este y en todos los otros colegios comunitarios pertenecientes al distrito de Los Ángeles.

“Después de ese periodo de suspensión puede regresar a este o a otro colegio a continuar sus estudios”, informó Ramírez y confirmó que su suspensión fue “sobre disciplina” y determinada por un comité formado por un profesor, un estudiante y un administrador.

Los Ángeles Mission College tiene una tasa de graduación de tan solo 12% y menos de un 7% de sus estudiantes logran transferirse a una universidad de 4 años.

Este ha sido uno de los principales motivos por los que el año pasado la Comisión de Acreditaciones de Colegios Comunitarios dio a LA Mission College una advertencia para corregir sus deficiencias administrativas y académicas.

Sobre la inconformidad de los estudiantes, Steve Springer, portavoz de Los Ángeles Community College District dijo que el colegio está resolviendo ese asunto. “El presidente Pérez se reunió con unos ocho estudiantes a los que se les explicó la politíca de permanencia de los profesores y se mostraron complacidos con la reunión”, sostuvo.

El próximo 27 de mayo, dijo, hay programada otra reunión con los estudiantes y la administración del colegio.