Demanda por $25 millones familia de agente baleado en LAX

La demanda alega que, además que la ciudad no supervisó ni entrenó apropiadamente al personal del aeropuerto, hubo demora en la atención médica para Hernández.
Demanda por $25 millones familia de agente baleado en LAX
Gerardo Hernández trabajaba para la TSA desde el 2010 y había sido trasladado a LAX de Montana.
Foto: Facebook

Una demanda contra la Ciudad de Los Ángeles pide $25 millones para la esposa y familia del agente de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA por sus siglas en inglés) que murió baleado en el Aeropuerto Internacional de L.A. en noviembre.

Gerardo Hernández, de 39 años de edad y padre de dos niños, fue el primer agente del TSA asesinado en servicio, cuando Paul Anthony Ciancia entró armado al aeropuerto y disparó a matar.

La demanda alega que, además que la ciudad no supervisó ni entrenó apropiadamente al personal del aeropuerto, hubo demora en la atención médica para Hernández.

“Estamos buscando una compensación para la familia y ojalá provocar cambios en procedimientos para prevenir que algo así ocurra nuevamente”, dijo Michael Alder, abogado de la familia Hernández, en entrevista telefónica con La Opinión.

De acuerdo con Alder, no solo hubo una demora de 33 minutos en la atención médica para Hernández sino que también se violó el protocolo de seguridad porque dos oficiales uniformados no estaban en sus puestos el día de la balacera. Mientras que uno estaba en su descanso para comer, el otro se fue al baño sin avisar a operadores de la policía.

Tras el tiroteo de noviembre pasado en el aeropuerto de Los Ángeles, autoridades aeroportuarias recomendaron aumentar la cantidad de policías en LAX.

Un reporte de la TSA considera 14 recomendaciones que añaden más capacitación a empleados, mejoramiento de tecnología y más presencia de agentes del orden, medidas que se considera deben extenderse en todos los aeropuertos del país.

El informe recomienda que, debido a cuestiones de jurisdicción, los agentes de policía del aeropuerto, no del TSA, sean quienes proporcionen la seguridad armada en los puestos de control.