Proponen más ‘ticketeros’ para LA

Plan para contratar más agentes de parquímetros genera molestia entre usuarios
Proponen más ‘ticketeros’ para LA
Un agente del Departamento de Tráfico emite una multa a un auto mal estacionado.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

El alcalde Eric Garcetti quiere contratar 50 agentes de medio tiempo para vigilar los parquímetros, y aumentar la expedición de multas debido a que los ingresos por ese concepto se han mantenido estables en los últimos años. Pero la propuesta ha irritado a los grupos preocupados por los abusos en las sanciones por el estacionamiento.

El anuncio fue hecho por el edil en su plan de presupuesto para el año fiscal 2014-15 que comienza en julio. Si bien Garcetti no propone un alza en el costo de las multas para los parquímetros, sí espera con el incremento de los agentes de tráfico obtener cinco millones más de dólares para las arcas municipales, según consta en los documentos presupuestales.

Los agentes de tráfico de tiempo completo desempeñan una variedad de tareas, incluyendo eventos especiales y tareas de control de tráfico, aclaró Jeff Millman, portavoz del alcalde Garcetti.

Y clarificó que los 50 agentes de tráfico de medio tiempo fueron agregados para llenar el hueco cuando los de tiempo completo están haciendo otras tareas.

Hoy en día, de tiempo completo, la Ciudad tiene 560 agentes de tráfico para multar a quienes no respeten los parquímetros. Hay además 150 que laboran medio tiempo.

Bruce Gillman, portavoz del Departamento de Transporte de la Ciudad, a cuyo cargo se encuentran los agentes vigilantes de los parquímetros, dijo que los ingresos por las multas de las máquinas que regulan el tiempo de estacionamiento de vehículos, se han mantenido estables en los últimos años. “Al año se emiten 2.6 millones, y se obtienen un promedio de 150 millones de dólares en ingresos”, indicó. Añadió que al contratar 50 agentes más de medio tiempo, esperan obtener cinco millones de dólares adicionales al año.

La propuesta del alcalde ha generado controversia ya que poco después de ser electo, durante una plática en el portal Reddit, dijo que las multas deben usarse para administrar el estacionamiento, no como una fuente de ingresos. “Eso es lo que voy a buscar hacer”, dijo entonces.

El plan de contratar más agentes para vigilar las máquinas reguladoras del tiempo de estacionamiento en las calles han irritado a quienes defienden que no haya abusos.

“Básicamente el problema es que se quiere poner una meta de ingresos vía los parquímetros cuando está comprobado que hay muchos abusos”, dijo Steven Vincent, de la Iniciativa por la Libertad de Estacionarse, un movimiento ciudadano que busca poner una medida en la boleta electoral de marzo de 2015 para rectificar los excesos en el actual régimen de castigos por aparcamiento.

“Parece ser que el alcalde ha escogido continuar por el sendero agresivo de multar como un alivio a los problemas presupuestales”, indicó.

Agregó que “los parquímetros deben facilitar el comercio, el tránsito y la vida de los negocios y residentes, pero cuando se ordena un ingreso por las multas de parqueo en el presupuesto de la ciudad, se convierte en una cuota de facto, y los oficiales se convierten en agentes cobradores de ingresos”.

El plan presupuestal incluye además transferir más de 30 millones de dólares de los excedentes fuera del Fondo Especial de ingresos por Estacionamiento al Fondo General.