Susto por balacera en Río

Actos violentos concitan la atención a 50 días del Mundial
Susto por balacera en Río
Agentes policiales recorren un sector de Copacabana después de los violentos disturbios que provocaron la muerte de una persona.
Foto: EFE

RÍO DE JANEIRO (EFE].— Copacabana, el barrio más turístico y conocido de la ciudad brasileña de Río de Janeiro, amaneció ayer con tranquilidad tras los violentos disturbios de la noche del martes que provocaron la muerte de una persona y el cierre de varias calles a 51 días del inicio del Mundial de futbol.

“La situación fue normalizada con la llegada de refuerzos policiales que permanecerán por tiempo indeterminado”, afirmó hoy el comandante de las Unidades de Policía Pacificadora de Río de Janeiro, coronel Frederico Caldas, en declaraciones a periodistas.

Los disturbios se registraron en la favela Pavao-Pavaozinho, enclavada en uno de los cerros que rodea Copacabana, tras la muerte del bailarín Douglas Pereira, de 25 años y que trabajaba en el grupo de danza de un popular programa de televisión, al parecer durante una persecución policial ocurrida la noche del lunes.

Decenas de vecinos de la favela, en protesta por el que tildaron como asesinato de Pereira por parte de policías, montaron barricadas en las calles de acceso.

Los incendios, los disparos y las explosiones que se escucharon en varias cuadras alrededor de este barrio turístico al borde del mar donde se concentra la mayoría de los hoteles de la ciudad obligó a las autoridades a bloquear el tránsito por varias vías desde la noche del martes hasta la madrugada de este miércoles.

En los incidentes murió con un tiro en la cabeza un hombre de 27 años identificado como Edilson da Silva dos Santos.

En medio de una fuerte presencia policial, los comerciantes de la región abrieron sus puertas normalmente, las vías fueron reabiertas al tránsito y Copacabana recuperó la normalidad mientras que las autoridades investigan lo ocurrido.