TT offroad concept, deportivo y robusto a la vez

Más allá de sus formas, este flamante prototipo alemán monta un sistema de propulsión híbrido que genera una potencia total combinada de 408 HP y puede recargarse de manera inductiva.
TT offroad concept, deportivo y robusto a la vez
¿Crossover o SUV mediano?
Foto: conduciendo.com

Antes de que dé inicio el Salón Internacional de Pekín de este año, Audi se encargó de develar un teaser que adelantaba la figura de un prototipo enfocado en el segmento de los crossover, por lo que la idea de que un posible Q4 nazca cobró fuerza. Ya con las puertas del AutoShow chino abiertas y la presentación del Audi TT offroad concept concretada, la realidad indica que ahora hay más dudas que antes.

¿Cómo es esto? Si nos guiamos meramente por el nombre de este vehículo de pruebas habría que decir que la familia TT está pronta a ampliarse, dado que el histórico coupé podría llegar a tener un hermano crossover. Por su parte, si nos enfocamos en los rasgos de diseño hay dos caminos posibles, uno es que estamos en presencia de algunos de los rasgos que tendría la próxima generación del Q3; el otro es que el arribo de un nuevo SUV mediano (llamemoslo Q4) está cada vez más latente.

Para reafirmar la primera opción de todas, la de la variante crossover del TT, no hay que perder de vista las declaraciones de Ulrich Hackenberg, miembro del Consejo de Administración para el Desarrollo Técnico del Grupo Volkswagen, quien dijo que “el concepto offroad Audi TT ofrece una idea de cómo podríamos imaginar un nuevo modelo en el futuro de la familia TT. Combina los genes deportivos del TT con los puntos fuertes de un compacto SUV de Audi”.

De hecho, desde la firma alemana ratifican que este ejemplar adopta el lenguaje de diseño visto en el nuevo TT, por lo que los aires de coupé se hacen visibles en la caída del techo, las terminaciones de la carrocería y la disposición de las ventanas. Asimismo, ostenta detalles deportivos y tecnológicos como la parrilla Singleframe, las tomas de aire en el frente, la iluminación LED y los guardabarros abombados.

Como contra punto, en lo que a medidas se refiere este prototipo tiene 16,2 pies de largo, 6,1 pies de ancho, 5.0 pies de alto y una distancia entre ejes de 8,6 pies, por lo que es más grande que los actuales TT coupé y Q3, lo que lo acerca más a este último. Además, la inclusión de las dos puertas traseras, de las dos salidas de escape circulares y de los pasos de rueda y zona baja en contraste con el color de la carrocería generan una apariencia más robusta.

En el interior vuelven a combinarse las cualidades y características de los dos segmentos. Por un lado se mantienen las líneas y formas ya vistas en la variante coupé, es decir, una consola enfocada en el conductor, superfícies limpias y sin muchos botones, asientos deportivos y un panel de instrumentos con el que incorpora el sistema Audi Virtual Copkit (conformado por una pantalla TFT de 12.3 pulgadas detrás del volante y en medio del velocímetro y el medidor de potencia para la propulsión híbrida plug-in que refleja toda la información principal de navegación, entretenimiento y rendimiento en gráficos 3D de alta calidad); mientras que por el otro ofrece espacio bien definido para que cuatro pasajeros puedan viajar de manera cómoda y, al igual que todo el resto de la familia Q, lleva un soporte robusto entre los asientos delanteros con portavasos y lugar para depositar el smartphone.

Tal y como ya se había adelantado en el Audi allroad shooting brake presentado en el pasado Salón de Detroit -prototipo en el cual se basa el Audi TT offroad concept, la mecánica está compuesta por un sistema de propulsión híbrido que conjuga las propiedades de un motor 2.0 TFSI de cuatro cilindros que genera una potencia de 292 HP con las de dos motores eléctricos que añaden 115 caballos para conformar una potencia total combinada de 408 HP y un par máximo de 650 Nm. La transimisión está a cargo de una caja Stronic de seis velocidades.

Gracias a la batería de 12 kWh (la cual se puede recargar de modo inductivo) es posible circular en modo eléctrico durante unas 31,1 millas. Acelera de 0 a 62,1 mph en 5,2 segundos, alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente de 155,3 mph y su consumo está estipulado en 123,8 millas por galón.

Estas son las principales características del Audi TT offroad concept presentado en Pekín, un modelo de pruebas que abre un abanico de posibilidades amplio con respecto al futuro de la firma alemana de los cuatro aros.