¿Alergia o intolerancia? Cuando los alimentos atacan

Evita esos alimentos que causan reacciones adversas en tu organismo.
¿Alergia o intolerancia? Cuando los alimentos atacan
La intolerancia a ciertos alimentos puede variar de persona a persona, mientras la alergia es provocada por ciertos alimentos en particular.
Foto: Shutterstock

Muchas personas sufren de trastornos de salud al ingerir determinadas comidas que pueden causar verdaderos daños y efectos colaterales graves. A continuación te ofrecemos una serie de tips para que sepas si es intolerancia o alergia lo que esas comidas producen en tu organismo.

En qué consiste la alergia

Las alergias son respuestas exageradas del organismo como consecuencia del consumo de algún tipo de alimento. Estas alergias alimentarias se producen en aquellos individuos que ya han ingerido dichas comidas con anterioridad. Hay algunos alimentos más propensos a causar este tipo de trastornos, como el huevo, la leche, los mariscos y algunos frutos secos.

Es probable que a pesar de que una persona sea alérgica a determinados alimentos, si los consume en dosis muy pequeñas, no presente ningún indicio perceptible. Los síntomas de la alergia se manifiestan de manera casi inmediata y pueden ser causantes de dolor abdominal, diarrea, náuseas o vómitos.

Qué es la intolerancia

Al contrario de las alergias, la intolerancia a los alimentos se debe a las características de cada individuo. Esto significa que la misma cantidad de comestibles puede no producir la misma reacción en dos personas diferentes. La intolerancia se manifiesta luego de un lapso aproximado de dos horas de haber ingerido el alimento, y la persona puede sufrir de dolor en el abdomen, diarreas, dificultad para tragar e inclusive mareos, hinchazón o vómitos.

Cómo actuar frente a las alergias o a la intolerancia

El experto en nutrición Aitor Sánchez García nos explica que para actuar frente a determinadas reacciones alimentarias, es necesario saber si se trata de alergia o intolerancia. Para ello, se practican diferentes exámenes médicos en los que el profesional evaluará qué tipo de trastorno padeces. Una vez hecho el diagnóstico, es necesario que sigas al pie de la letra las indicaciones dadas por tu doctor.

Básicamente, deberás prestar atención a las etiquetas de cada uno de los alimentos que compres, pues muchos de ellos contienen rastros de alérgenos o de ingredientes que pueden producir reacciones adversas al ingerirlos, tal es el caso de las proteínas del huevo o del gluten, muy común en una gran variedad de comidas.

Es necesario que identifiques los diferentes ingredientes que compondrán cada plato que prepares, para evitar los que producen síntomas de alergias o de intolerancia. Éstas son sólo algunas de las herramientas disponibles para evitar los trastornos causados por alimentos tóxicos para nuestra salud.

No olvides consultar, por cualquier duda, con tu médico de cabecera, pues nadie mejor que él para aconsejarte los pasos a seguir.