¿Cómo debe dormir el bebé?

Los expertos dicen que lo mejor es boca arriba
¿Cómo debe dormir el bebé?
Los bebés deben dormir boca arriba.
Foto: Agencia Reforma

MONTERREY, México.— ¿Boca abajo, de lado o boca arriba?

La discusión sobre la manera correcta en que debe dormir un bebé continúa siendo motivo de controversia, pero los expertos son claros: lo mejor es colocarlos boca arriba.

El pediatra neonatólogo Raúl Garza Bulnes explica que durante mucho tiempo los papás han creído que la posición correcta es boca abajo, pero la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda lo contrario desde 1992.

“Llegaron a esta conclusión luego de varios estudios que determinaron que una buena parte de bebés que fallecían debido al síndrome de muerte súbita infantil (SMSI) habían sido acostados boca abajo”, recuerda.

Este síndrome es definido por los especialistas como muerte repentina e inexplicable de un niño menor de 1 año, especialmente antes de los 6 meses.

Las causas se asocian a varios factores de riesgo, como un hermanito que lo haya padecido, haber sido prematuro, o al humo del cigarro, pero la realidad es que todavía no se sabe qué lo provoca, enfatiza el experto.

“Son bebitos a los que no se les encuentra una razón de su fallecimiento, como pudiera ser una broncoaspiración por alimento o leche, o bien, una cardiopatía”, dice.

Garza Bulnes indica que se ha encontrado con que algunos menores que han fallecido por el SMSI presentan cerebros que no se desarrollaron de manera normal durante la etapa de formación.

“Si su cerebro no está bien formado y se tiene que enfrentar a una situación de falta de oxígeno, es posible que no pueda mover su cabecita para poder inhalar oxígeno, deje de respirar y el desenlace va a ser fatal. Lamentablemente no podemos saber cuántos van a presentar esto, pero es más difícil que estando boca abajo un bebé pueda resolver este problema que boca arriba, donde tiene todo el aire encima”, explica.

Por ello, el también director médico del Christus Muguerza Hospital General Conchita, recomienda que durante el primer año de vida, especialmente durante los primeros 4 meses de vida, el niño duerma de esta manera.