‘Debe romper acuerdo’

Netanyahu ha presionado a Abás por el pacto de unidad con Hamás
‘Debe romper acuerdo’
Policías fronterizos israelies detienen a dos palestinos en el pueblo cisjordano de Der Samet, cerca de Hebrón, ayer. La tensión entre Netanyahu y Abás ha subido debido a Hamás.
Foto: EFE

LONDRES, Reino Unido (EFE).— El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, afirmó ayer que, si quiere la paz, el presidente palestino, Mahmud Abás, debe romper el acuerdo adoptado el miércoles, con el movimiento islamista Hamás para formar un Gobierno de unidad nacional.

En una entrevista concedida a la BBC, Netanyahu subrayó que Abás “puede tener la paz con Israel o la paz con Hamás; lo que no puede tener es la paz con ambos a la vez”.

Tras el acuerdo alcanzado por las dos principales facciones palestinas (enemistadas desde 2007, cuando Hamás se hizo por la fuerza con el control de la Franja de Gaza, donde estableció su propio Gobierno), Israel decidió ayer romper las negociaciones con los palestinos, que comenzaron en julio de 2013 bajo los auspicios de Estados Unidos.

En la entrevista, Netanyahu recalca que Israel solo retomará las negociaciones con los palestinos “cuando estos decidan abandonar la senda del terror”.

“Mientras sea primer ministro de Israel, nunca negociaré con un Gobierno palestino que cuente con el apoyo de los terroristas de Hamás, que buscan nuestra aniquilación”, dijo Netanyahu en alusión a que el movimiento islamista no reconoce al Estado de Israel, cuya destrucción propugna, y rechaza todo el proceso negociador iniciado en Oslo en 1993.

Por otra parte, en un comunicado remitido a la prensa, el Gobierno israelí anunció que, “de forma unánime, ha decidido no llevar a cabo negociaciones con el Gobierno palestino”.

El Ejecutivo israelí señala que el liderazgo palestino se ha inclinado del lado de Hamás, “una organización terrorista que pide la destrucción de Israel”, y adelanta que Israel responderá a las “medidas unilaterales adoptadas por la Autoridad Palestina” con una serie de sanciones que no especifica.

Tras el acuerdo para la formación del gobierno de unidad nacional, que debe estar listo antes del próximo 1 de junio, los palestinos deben iniciar un proceso político que conduzca a la celebración de elecciones generales, previstas para enero de 2015.