El arte de congelar alimentos

Que tu comida se conserve en el congelador en excelente estado.
El arte de congelar alimentos
Congelar comida tiene sus estándares y condiciones.
Foto: Inside the freezer por Serene Vannoy, disponible bajo Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/serenejournal / 6110914615/

El correcto congelamiento de los alimentos es una magnífica forma de mantener los productos en buen estado por más tiempo. Esto permite realizar compras en grandes cantidades, aprovechar precios convenientes y contar con la mayor variedad de productos fuera de temporada.

Un congelado seguro y correcto

En primer lugar, elige siempre productos frescos y de buena calidad. El hecho de que vayan a ser congelados no significa que puedas comprar alimentos de inferior calidad.

En segundo lugar, infórmate bien acerca de los alimentos que pueden congelarse y cuáles no. Por ejemplo, las frutas pueden congelarse luego de ser cocidas, mientras que las verduras deben previamente ser escaladas. La mayoría de los alimentos crudos pueden congelarse, pero previamente deben separarse las partes no comestibles. Respecto a los mariscos, es preferible congelarlos cocidos. Si has cocinado alguno y quieres guardarlo en el congelador, tendrás que dejarlo enfriar primero, para evitar que se descongelen otros productos congelados al entrar en contacto con él, que está caliente

En tercer lugar, envasa los productos en recipientes herméticos que eviten la pérdida de agua y el contacto con el aire, y que los proteja de posibles contaminaciones. En lo posible, congela los productos por raciones que vayan a consumirse a la vez, y separa siempre los crudos de los cocinados.

Y por último, anota la fecha de congelación y el nombre del alimento en el paquete para tener un mejor registro de tus alimentos. Puedes colocar los alimentos más viejos en un sitio más cercano a la puerta para recordarte que deberán ser consumidos en un lapso más corto.

Plazo máximo de alimentos congelados

  • Mariscos y pescado azul: 2 meses
  • Panes, masas y bollos: 3 meses
  • Pescado blanco: 4 meses
  • Huevo batido, vísceras y cerdo: 6 meses
  • Cordero: 8 meses
  • Aves: hasta 9 meses
  • Verduras, hortalizas y carnes rojas: 12 meses

Y como dice la especialista en nutrición, Gabriela Gottau, si mantienes por más tiempo estos alimentos en el congelador, perderán su calidad nutricional, como también su aspecto, textura y sabor. Toma en cuenta que para congelar en forma adecuada es necesario contar con un aparato que garantice una temperatura de al menos 0.4 grados F o 18 grados C bajo cero.

La higiene y la limpieza periódica es fundamental para asegurar el buen estado de los alimentos: todas las superficies deberán encontrarse secas y desinfectadas antes de colocar cualquier producto en el congelador. Procura congelar los alimentos lo más rápido posible para evitar riesgos microbiológicos.

Ahora que conoces el arte de congelar los alimentos, revisa tu congelador y comienza a poner orden ya mismo.