¿Madre subrogada? Conoce las implicaciones

Conoce los pros y contras del vientre de alquiler.
¿Madre subrogada? Conoce las implicaciones
La maternidad subrogada o vientre de alquiler tiene ventajas y desventajas.
Foto: Shutterstock

Una madre subrogada es aquella que alquila o presta su vientre para quedar embarazada por métodos de reproducción asistida, para albergar un bebé que luego de su nacimiento será criado por otras personas. En otras palabras, se trata de una madre de sustitución, ya sea por un contrato o por un acuerdo de gestación.

Para este fin, se utiliza la fertilización in vitro (inseminación artificial), según el caso. El término madre subrogada es más conocido como madre sustituta, vientre de alquiler, subrogación gestacional o gestación por sustitución.

¿Qué considerar antes de aceptar ser madre subrogada?

Puntos a favor:

  • Podrás hacer inmensamente felices a personas que por una razón u otra no tienen el privilegio de ser padres biológicos, pero que lo desean con ansias.
  • Te unirá por siempre un lazo afectivo con dichos padres y con el bebé.
  • Vivirás o revivirás la experiencia del embarazo, con la gran diferencia de que tú no serás la que críe al niño.
  • Serás asistida por médicos y por los padres biológicos durante el embarazo.
  • A la hora del parto, no te sentirás sola.

Puntos en contra:

  • Deberás desprenderte del bebé y entregarlo a sus papás.
  • Tendrás que hacerte a la idea de que el bebé sólo estará contigo durante un periodo de 9 meses.
  • Puede que todo este proceso interfiera en la relación y unidad de tu actual familia.
  • Considera que puedes enfrentar duras críticas por parte de gente que no comprende la situación.
  • Antes de tomar una decisión, es importante que tengas en cuenta que hay todo un proceso legal que se deberá llevar a cabo. Hay derechos de los padres y contratos que se deberán firmar.

Ayudar a otros

La periodista Hildara Araya opina que si quieres tener la hermosa experiencia del embarazo y de la maternidad, es mejor que tengas tus propios hijos. Si por el contrario, deseas tener una experiencia totalmente diferente para ayudar al prójimo, sería bueno que consideres la maternidad subrogada.

Si te decides por esta última opción, es muy importante aclarar entre las partes implicadas todas las responsabilidades y funciones de cada uno de los participantes. Así no habrá ningún tipo de confusión y podrás ayudar a otras personas sin problemas.