Magia para transformar limousinas lleva a latino a la TV

El salvadoreño Erick Quintana tiene una empresa exitosa en Anaheim, California
Magia para transformar limousinas lleva a latino a la TV
Erick Quintana, fundador de la empresa "Limos by Moonlight", posa frente a una de las creaciones de su empresa.
Foto: EFE

LOS ÁNGELES.- Príncipes y celebridades envían sus vehículos al taller del salvadoreño Erick Quintana para que éste los transforme en limusinas, especialidad que llamó la atención del canal de televisión Nat Geo Mundo, que produce una serie sobre su trabajo titulada “Limo Masters”.

“Príncipes de Dubai y del sur de Arabia, además de personalidades de Japón, China y Mongolia, me envían a través de intermediarios las especificaciones de cómo quieren sus limusinas”, explicó Quintana.

Para entregar una limusina básica, como las que le solicitan empresas de alquiler de autos, la mano de obra vale $70 mil y los “modelos exóticos”, como las que le piden casinos de Las Vegas o familias reales, cuestan un mínimo de medio millón de dólares.

“Los príncipes y familias reales necesitan limusinas blindadas, decoradas a su gusto en el interior, con bar de bebidas, y que funcione como oficina con pantallas de computadoras, televisores, potentes antenas para acceso a internet, videoconferencias, además de televisión por cable”, destacó.

Este arte de Quintana para convertir automóviles normales en limusinas llamó la atención de Nat Geo Mundo, que preparan una serie de ocho capítulos sobre el taller “Limos by Moonlight”, situado en Anaheim, California.

La directora de comercialización de Nat Geo Mundo para EE.UU., María Blanco, dijo que “Limo Masters” será emitida en octubre próximo, con motivo del mes de la Herencia Hispana.

“Deseamos que con ‘Limo Masters’ se inspiren otros latinos al ver cómo surgió la empresa de Erick Quintana, que hoy es una de las constructoras de limusinas más grandes en todo el planeta”, explicó.

Nacido en 1981 en El Salvador, Quintana emigró con 7 años junto a su madre a Estados Unidos, donde los esperaba su padre, Jaime Quintana, quien, instruido en reparación de carros por maestros salvadoreños, creó el taller “J & A”, en el que el hijo aprendió el oficio.

Posteriormente, con 18 años, Quintana comenzó a trabajar en una fábrica de limusinas, en la que tuvo que ejercer de pintor, mecánico y electricista.

“Traje (a la fábrica) la sabiduría y lo que mi papá me había enseñado, que es algo que él aprendió de mi abuelo, además de otras personas con las que él trabajó aquí; entonces apliqué todo eso a las limusinas”, recordó.

Con el apoyo de su padre, quien ya había cerrado su taller por problemas de salud, fundó a los 21 años la empresa “Unique Industries” en donde, en horario nocturno, creaba “limusinas exóticas” al gusto de los clientes.

“En mi pequeña empresa hacía una limusina por mes y hoy con ‘Limos by Moonlight’, que la creé en 2005, entrego 200 limusinas al año”, reveló.

“Los clientes me mandan el carro que quieren como limusina con cero millas. Transformo todo tipo de vehículos como los Chrysler de $30 mil hasta Rolls Royce que valen medio millón de dólares”, explicó.

Jaime Quintana, que ejerce de supervisor en Limos by Moonlight, dijo que el proceso consiste en retirar los asientos, clasificar cada cable interno, partir el carro en dos para unir después los extremos en un sólido chasis largo.

“Tenemos magia en nuestras manos, en nuestro cerebro, en las cosas que hacemos”, destacó el experimentado mecánico.

Además de Erick y Jaime Quintana, en “Limo Masters” también aparecen la madre, Sonia Jones, y Erick Junior, hijo del fundador de la compañía.

“Esta empresa fue creada con base de ambición, necesidad y mucho esfuerzo para asegurar que mi familia estuviera bien, para asegurar que mis hijos tengan un futuro”, dijo Quintana.