Ojos espectaculares con Kejel

Aprende los secretos para aplicar Kejel o Kohl como parte de tu maquillaje.
Ojos espectaculares con Kejel
El Kejel o Kohl ha sido usado por las mujeres de todas las culturas por cientos de años para embellecer su mirada.
Foto: Shutterstock

El Kejel, también llamado Kohl, es un cosmético que se ha utilizado desde hace cientos de años por miles de mujeres para enmarcar los ojos, resaltar profundamente la mirada y proteger el globo ocular. En esta entrega te explicaremos en qué consiste y cómo se aplica.

Qué es el Kejel o Kohl

El Kejel es un polvo de color negro que se aplica en los párpados para intensificar el brillo de la mirada y lograr más profundidad. El Kejel se vende dentro de una pequeña caja con un aplicador y un compartimiento donde se puede mezclar. También se pueden encontrar en el mercado diferentes lápices de Kejel de mina sumamente blanda, y muy simples de aplicar.

Cómo aplicarlo

Es posible que, en un principio, la aplicación del Kohl te resulte un tanto complicada, pero verás que con la práctica lo harás de manera rápida y muy eficaz. Ten la precaución principalmente de aplicarte, antes que nada, el Kejel, y luego, tu maquillaje habitual.

Para comenzar a utilizar Kejel, introduce en el bote el aplicador, elimina el exceso de polvo y apóyalo en uno de los extremos de la línea de agua. Enseguida cierra el ojo bien fuerte y vuelve a deslizar el aplicador a lo largo del ojo. Si es necesario, repite la operación. Finalmente, espera dos o tres minutos hasta aplicar cualquier otro tipo de maquillaje.

Cuidados extra al usar Kejel

Cuando comienzas a utilizar Kohl para maquillarte, es muy probable que sientas cierto picor seguido de una agradable sensación de frescura en la zona del globo ocular y en el mismo párpado. Esto indica que el maquillaje es de buena calidad y que puedes aplicarlo con total confianza.

Ten la precaución de limpiar muy bien el pincel antes de utilizarlo, pues cualquier partícula extraña puede arruinar la aplicación. El Kejel también puede ser aplicado como sombra de ojos, utilizando el mismo aplicador que empleas para delinearte, pero con la precaución de sacudirlo bien para evitar que se acumule mucha cantidad de polvo sobre tus párpados.

En caso de que utilices lentes de contacto, deberás maquillarte antes de colocarlas, pues el Kejel hará que lloren tus ojos, y esto puede hacer que las lentillas se caigan y se pierdan. Simplemente, deberás dejar pasar tres minutos luego de aplicarte el Kejel y entonces podrás colocarte los lentes.

Finalmente, la bloguera Hermy Ocaña aconseja siempre sacudir el palito aplicador de Khol para evitar colocar grandes cantidades de maquillaje y que el resultado final no sea el esperado. ¿Te animas a probar el Kejel? No dejes de comentar los resultados.