Defienden libertad de expresión

Cadena humana en el DF para protestar contra proyecto de ley
Defienden libertad de expresión
Miles de personas participaron ayer en la capital mexicana en una cadena humana para protestar contra un proyecto de reglamento legal en materia de telecomunicaciones.
Foto: EFE

MEXICO, D. F. (EFE).— Miles de personas participaron ayer en una cadena humana celebrada en la capital mexicana para protestar contra un proyecto de ley que reglamentará el ámbito de las telecomunicaciones, y el que, según sus detractores, intenta poner trabas a la libertad de expresión.

La cadena humana, convocada por organizaciones sociales y representantes políticos de la oposición, pretendía comenzar su marcha en una de las puertas de la residencia presidencial de Los Pinos, pero sus participantes se vieron obligados a hacerlo en las proximidades, luego de que la policía impidiera el acceso de los manifestantes.

La norma legal, que se encuentra en debate en el Parlamento, reglamenta la reforma constitucional del sector de telecomunicaciones que se promulgó en junio del año pasado, y se espera que el poder legislativo analice el texto en junio próximo.

Según uno de los participantes en la cadena humana, el senador Javier Corral, esta reglamentación “traiciona en sus puntos más importantes” la reforma constitucional que fue defendida el año pasado por el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

En un mitin con el que se cerró la protesta de ayer, Corral, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), pidió a Peña Nieto que respete los principios de la Constitución y también “aliente las necesidades sociales” en el sector de telecomunicaciones.

Los críticos de la propuesta que estudiará en las próximas semanas el Parlamento sostienen que la iniciativa otorga al Gobierno mayor control sobre los contenidos de radio y televisión, así como sobre lo que se difunde por Internet.

La reforma constitucional estableció un ente regulador autónomo, con poder para controlar a las grandes empresas y fijar las reglas de competencia del sector, dominado por América Móvil y Telmex en telecomunicaciones, y la cadena Televisa en el mercado de la televisión.

Esta iniciativa es muy amplia en los temas que aborda, y lo que está generando mayor polémica en el proyecto que reglamentará esta reforma es lo relacionado con el control de los contenidos que se difunden en los medios de comunicación y en Internet.

Según los convocantes, en la cadena humana de hoy participaron unas siete mil personas.

La marcha se desarrolló desde las proximidades de la residencia de Los Pinos hasta una de las sedes de la cadena Televisa, en el centro de la capital, tras lo cual concluyó con un mitin cerca del Senado.

Entre las figuras políticas que participaron en la protesta se encontraban Cuauhtémoc Cárdenas, una de las figuras más importantes de la izquierda mexicana, y también el activista de derechos humanos Javier Sicilia.