Top 5 de los apodos más ingeniosos de futbolistas

Una selección de los cinco mejores apodos de futbolistas.
Top 5 de los apodos más ingeniosos de futbolistas
Pelé, el mejor futbolista del mundo en cuanto a logros se refiere.
Foto: Getty Images

En la historia del fútbol existen nombres deportivos que han trascendido sobre los de pila de sus ilustres propietarios. Es como si la pelota admitiera o no el nuevo bautizo según cómo la trató el aludido. A veces parte del ingenio de comentaristas deportivos de antología y otras como legado familiar o de sus sitios de origen, algunos cracks han aceptado de buena gana la rúbrica asignada por la fama y la memoria.

He aquí esta selección de los mejores apodos de futbolistas que presenta por Q+F.

El más grande futbolista de todos los tiempos, más por sus estadísticas recabadas que por apreciaciones o puntos de vista obtuvo desde la infancia un segundo nombre que hoy por hoy es la marca de fútbol más poderosa. De apenas cuatro letras, este apelativo asignado a Edson Arantes do Nascimento por su forma natural para ‘pele-ar’ y ganar balones antes de anotar le quedó para la posteridad de este Tricampeón del Mundo con Brasil en 1958, 62 y 66.

Para el guardameta de la Unión Soviética no pudo haber una descripción mejor que la de su apodo. Por gusto especial, Lev Yashin siempre vestía de negro bajo los tres palos, de donde se hizo uno de los mejores guardianes de la historia con su gran ubicación y elásticos lances. Como si tejiera una telaraña invisible, casi siempre se quedaba con la pelota. Jugó cuatro Mundiales, en 1958, 62, 66 y 70. En los últimos días de su vida perdió una pierna y el mundo lloró con él.

Fue en el Mundial de México 70 cuando en una contienda épica en la Semifinal entre Italia y Alemania, Franz Beckenbauer, el capitán teutón, recibió una fuerte entrada que le luxó el hombro derecho. Con el brazo prácticamente separado del torso fue sacado del campo por el cuerpo médico… Sólo para recibir la orden de él mismo de sujetarle su extremidad por un fuerte vendaje. Así regresó al campo y apretó al rival que sudó para vencer en el alargue 4-3 en lo que se conoce como el Partido del Siglo y él recibió como nombre este término alemán que en español significa ’emperador’, Campeón del Mundo en Alemania 1974.

Sobra decir que se trata del talentoso ofensor francés del Bayern Munich, Franck Ribery, cuya personalidad de antihéroe va acorde a la de grandes personajes de la mafia, elegantes pero peligrosos, como el que reseñó la película del mismo nombre estelarizada por Al Pacino y su ‘Tony Montana’, a quien llamaban Scarface‘, por su trofeo de guerra: la cicatriz en el rostro, que obtuvo en un accidente en su infancia. Jugó los Mundiales de 2006 y 2010, y estará en Brasil 2014.

Lejos del machismo, a David Beckham, mundialista con Inglaterra en 1998, 2002 y 2006, no le importó el sobrenombre adquirido por su matrimonio con Victoria Adams, la más famosa de aquel grupo de chicas cantantes de pop, Spice Girls. Al fin que él tenía más facha que ella. Así bautizó el comentarista chileno Luis Omar Tapia a este hoy novel empresario de la MLS.