Tuzos remontan y casi son de Liguilla

Doblete de Esqueda y Carreño ayudan a doblegar a Gallos
Tuzos remontan y casi son de Liguilla
Abraham Carreño intenta ganar el balón por alto ante un defensa de Gallos Blancos.
Foto: MEXSPORT

QUERÉTARO, México (NTX).— Pachuca dio una voltereta con cuatro goles en 23 minutos para vencer al Querétaro 3-4 y acabar la racha de cuatro fechas consecutivas sin victoria, resultado con el cual casi aseguró su calificación a la Liguilla del Torneo Clausura 2014 de la Liga MX.

En el Estadio Corregidora, Ricardo Jesús da Silva, al 45′ y 67′ y Camilo Sanvezzo, en el 54′, fueron los autores de las dianas del cuadro plumífero que quedaron fuera de la Fiesta Grande.

Enrique Alejandro Esqueda anotó por Tuzos al 75′ y 89′, mientras que Abraham Carreño hizo el otro par en los instantes finales, al 80′ y 90′.

Gallos Blancos vio rota su racha de 5 partidos sin perder y se estancó en 21 sin calificar. Los hidalguenses sumaron 24 unidades y con el margen de goleo de +2 está casi dentro de la Fiesta por el título del Clausura 2014.

Al 24′, los hidalguenses habrían tomado ventaja, en un remate de Hirving Lozano, cuyo testarazo tomó a contrapié a Édgar Hernández, pero el silbante lo anuló por carga de Gil Burón.

Cuando los disparos de Da Silva, por los de casa, y Rodolfo Pizarro, de la visita, eran las máximas emociones, en tiempo agregado llegó el 1-0.

Fue con un balazo del propio Ricardo Jesús da Silva, quien fue habilitado por Christian Bermúdez por la derecha, quien dobló las manos de Óscar “Conejo” Pérez, el balón dio en el poste derecho y se fue a las redes para abrir el marcador.

Temprano en el complemento llegó el 2-0 queretano, en un disparo cruzado del “Hobbit” Bermúdez que no pudo controlar Pérez, lo cual aprovechó Camilo Sanvezzo para ganar y empujar (54′). Da Silva consiguió su segundo de la noche en el 67′, en un cabezazo frente a la meta para el 3-0.

Parecía resuelto el juego para el cuadro de Ignacio Ambriz, pero con escaso tiempo en el campo, Enrique Esqueda descontó al 75′, en media vuelta.

En el 80′ llegó el 3-2, en un centro que buscaron por alto Édgar Hernández y Esqueda, quien puso el brazo en el pecho del arquero plumífero, quien soltó el balón y lo empujó Carreño, acción que no se marcó como falta del atacante de Tuzos.

Con la motivación de recortar distancias, Pachuca se fue con todo por el empate, lo cual se registró en un tiro de esquina al 88′, donde a primer poste vino una desviada y casi sobre la línea a segundo palo la empujó Esqueda para el 3-3, cuando “Conejo” Pérez se había ido en busca del remate.

Y a los 90′ cayó el 3-4, en un servicio que cruzó el área y sin marca, casi en el área de meta, barrió Carreño para la voltereta.