Ucrania teme invasión rusa

Rusia dice que las decenas de miles de soldados rusos cerca de la frontera con Ucrania realizan ejercicios tácticos
Ucrania teme invasión rusa
Militantes pro-rusos hacen guardia frente al edificio del Servicio de Seguridad en Slovyansk, Ucrania.
Foto: Getty Images

KÍEV, Ucrania.- El Gobierno de Ucrania teme que la concentración de tropas rusas junto a la frontera oriental del país pueda ser el preludio de una invasión, lo que obligó hoy al primer ucraniano, Arseni Yatseniuk, a acortar su visita a Roma tras ser recibido por el papa Francisco.

Horas antes, el viceministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Danylo Lubkivsky, alertaba en la ONU que su país se enfrenta a una posible invasión rusa “en cualquier momento” y advirtió de que Ucrania se defenderá.

La actividad militar rusa al otro lado de la frontera se redujo ligeramente en el curso de la jornada de hoy, como admitió el ministro de Defensa ucraniano, Mijaíl Koval, quien, sin embargo, indicó que las tropas de Moscú se acercaron hasta una milla aproximadamente (2-3 kilómetros) de la línea de demarcación.

“Al mediodía cuatro aviones de transporte Il-76 volaron junto a nuestra frontera, pero en ningún momento la cruzaron”, dijo Koval en conferencia de prensa.

El titular de Defensa opinó que los movimientos de tropas rusas junto a la frontera de Ucrania pueden también tener como objetivo hacer desistir al Gobierno de Kiev de la “operación antiterrorista” contra los separatistas prorrusos en las regiones del sureste del país.

“Debo decir que la operación antiterrorista continúa, aunque no a un ritmo elevado”, admitió.

Las fuerzas de Seguridad y de las Fuerzas Armadas no emprendieron hoy acciones contra las milicias separatistas atrincheradas en Slaviansk, el bastión de la sublevación prorrusa contra el Gobierno de Kiev.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, habló hoy con el canciller ruso, Serguéi Lavrov, para advertirle que los movimientos de tropas y “retórica inflamatoria” de Rusia ponen en peligro la seguridad y unidad de Ucrania.

El secretario de Estado pidió a Lavrov que “apoye públicamente los esfuerzos de Ucrania en lugar de denigrarlos”, especialmente en vista de los “muy peligrosos y violentos grupos separatistas en Slaviansk”, una de las ciudades del este ucrania bajo control de insurgentes pro-rusos.

El jefe de la diplomacia estadounidense mostró su preocupación por los movimientos de tropas cerca de la frontera con Ucrania, que hacen temer a Washington con una repentina invasión de las regiones orientales ucranianas, de mayoría rusohablante.

En Slaviansk, las milicias mantienen retenidos desde este viernes a siete inspectores militares occidentales (tres alemanes, un polaco, un danés, un sueco y un checo), cinco oficiales ucranianos y al chófer del autobús en que viajaban.

Según los prorrusos, los inspectores fueron “detenidos” como sospechosos de espionaje en favor de la OTAN.

El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, no titubeó un instante para acusar a Rusia de estar detrás del “secuestro” de los militares occidentales.

“Este delito no pudo haberse cometido sin autorización u orden directa del Gobierno de Rusia, que coordina y apoya a terroristas que ocupan edificios, toman rehenes, torturan y matan a la gente”, dijo Turchínov, citado por su oficina de prensa.

En Moscú, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia declaró hoy que adopta medidas para “resolver la “situación” de los inspectores militares occidentales retenidos.