Vulneran la Constitución

Oposicion venezolana rechaza decision del TSJ que limita las protestas
Vulneran la  Constitución
El excandidato presidencial, Henrique Capriles, lanzó duras críticas al Gobierno de Maduro por la situación económica.
Foto: Suministrada

CARACAS, Venezuela (EFE).— La oposición venezolana consideró ayer que la autorización administrativa requerida para ejercer el derecho a la manifestación de acuerdo con una interpretación de la Constitución emitida el jueves por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) vulnera la Carta Magna y limita derechos de los ciudadanos.

“La sentencia dictada por la Sala Constitucional del TSJ […] representa una grave vulneración de las garantías democráticas que sustentan la República”, afirmó la Mesa de la Unidad Democrática, que engloba la mayoría de los partidos de oposición.

La Sala Constitucional del TSJ emitió el jueves una interpretación del artículo 68 de la Constitución que “dispone en su primera parte que los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley”.

“Ese derecho político no es absoluto y, por ende, admite restricciones para su ejercicio al ordenar que el mismo se ejerza conforme a las previsiones de Ley”, indicó el máximo tribunal mediante un comunicado.

“Cualquier concentración, manifestación o reunión pública que no cuente con el aval previo por parte de la respectiva autoridad competente para ello, podrá dar lugar a que los cuerpos policiales, […] actúen dispersándola con el uso de los mecanismos más adecuados para ello”, señaló el tribunal.

Para la MUD, la sentencia modifica “inconstitucionalmente” el derecho de los ciudadanos en varios aspectos, entre los que destaca “un modelo de subordinación de este derecho a la previa autorización de la autoridad administrativa., y que desarrolla una visión autoritaria o represiva sobre la presencia de la ciudadanía en lugares públicos”.

Para la coalición opositora, la sentencia deja en manos de una autoridad administrativa “las posibilidades de ejercicio de un derecho fundamental” con lo que “se adultera […] la regulación democrática hasta ahora en vigor”.

“Expresamos nuestro firme rechazo al franco retroceso que esta sentencia supone desde el prisma de la democracia y de los derechos humanos en Venezuela”, finaliza el comunicado.

“Al señalar la Sala [constitucional] que se necesita una autorización ha reformado la ley y ha usurpado competencias de la Asamblea Nacional porque la Sala Constitucional no tiene función de legislar”, afirmó en rueda de prensa el alcalde opositor del municipio caraqueño de Baruta, Gerardo Blyde.

Para Blyde, que estuvo acompañado de otros alcaldes opositores, el TSJ está “legislando algo que no necesita ninguna interpretación” ya que en su opinión, las normas para las manifestaciones pacíficas en Venezuela “son claras”.

“El Gobierno pretende nuevamente criminalizar la protestas. Eso ocurrió en el día de ayer”, afirmó el dirigente nacional del partido opositor Voluntad Popular (VP), Lester Toledo, en rueda de prensa.

Para Toledo la decisión del TSJ supone “una pérdida en los derechos de los venezolanos y una regresión de […] derechos”.

El líder de la oposición, Henrique Capriles, también se refirió este viernes a la decisión del máximo tribunal de Venezuela.

“Todos los venezolanos, incluso con esa sentencia TSJ, tienen derecho a la protesta pacífica que establece la Constitución y punto!”, señaló Capriles en su cuenta de la red social Twitter.

Venezuela vive desde el pasado 12 de febrero una serie de protestas antigubernamentales, encabezadas por estudiantes y oposición, que en ocasiones han degenerado en acciones violentas con un saldo oficial de 41 muertos y más de 650 heridos.