‘Zetas’ surten armas a maras

Gobierno de El Salvador busca evitar que se cree narcopandilla
‘Zetas’ surten armas a maras
Líderes de las principales pandillas de El Salvador, cuando estaban en rueda de prensa en el centro penal 'La Esperanza', en San Salvador.
Foto: EFE

SAN SALVADOR, El Salvador (EFE).— Los Zetas de México, un temible grupo de narcotraficantes y criminales, está facilitando “armas largas” a las pandillas de El Salvador para delinquir, dijo ayer el ministro de Seguridad, Ricardo Perdomo.

“Se ha tenido información de armas que vienen desde México de parte de Los Zetas, que han proveído armas largas” a las pandillas del país, señaló Perdomo en una entrevista con Telecorporación Salvadoreña (TCS).

Explicó que han detectado que “hay una persona que es como el enlace con estas estructuras de narcomexicanos, y que este enlace no solo es el que trata de ver la operatividad de las pandillas para el paso de la droga hacia el norte, sino que a cambio de eso también les proveen armas y les dejan drogas” para el “narcomenudeo”.

Hay otro “mercado negro” de armas que “viene de la parte de Honduras y de Guatemala, sobre todo de Honduras”, indicó sin dar detalles.

Perdomo reiteró que las pandillas están relacionadas con el narcotráfico y que el principal objetivo del Gobierno “es evitar que se consolide una narcopandilla en El Salvador”.

En El Salvador existe una “tregua” entre las pandillas desde 2012, que en su primer año de implementación logró bajar el promedio diario de homicidios de alrededor de 14 a 5.3, según datos oficiales, pero en los últimos días ha aumentado a casi 10, de acuerdo al Instituto de Medicina Legal (IML).

También, hay días que la cifra se eleva más, como el jueves pasado, cuando al menos 17 personas fueron asesinadas.

Además, reconoció que recientemente los ataques a policías y militares se han incrementado y que los pandilleros han penetrado diversas instituciones, incluso del Estado.

La oficina de reclutamiento de la Fuerza Armada logró “identificar y detener” a “26 pandilleros” que querían enrolarse a esta entidad, todos “confesaron que era parte de la estrategia de la pandilla” para reforzar su trabajo delictivo, destacó este viernes.

Asimismo, Perdomo instó a la población a confiar en las autoridades, ya que tienen “la capacidad y la voluntad sobre todo de salir a defender a la gente honrada y trabajadora de este país”.

“Por favor no pierdan la fe y esperanza”, enfatizó ante el aumento de ataques armados en contra de los miembros de Seguridad y la población civil.

El jueves pasado, un padre y sus dos hijos fueron asesinados a tiros por supuestos pandilleros en el departamento de La Paz (centro), y en otro ataque armado, en ese mismo departamento, fueron ultimados dos hermanos.