Clippers alejan a…Fantasmas

Los angelinos derrotan 113-103 a los Warriors y ahora dominan la serie de los playoffs de NBA: 3-2
Clippers alejan a…Fantasmas
Stephen Curry (izq.) trata de avanzar ante la presión de Chris Paul en el Staples Center en el juego 5.
Foto: EFE

Los Clippers pudieron pasar la página de sus tres días de angustia y presión al límite que culminaron con la expulsión de su propietario Donald Sterling, y pudieron retomar su ritmo de competencia en los playoffs de la NBA aunque de nuevo los Warriors fueron un rival competitivo y exigente al máximo al que pudo doblegar con el máximo esfuerzo por 113 – 103.

Motivados por un público generoso que se entregó a respaldar a los maltrechos soldados de Doc Rivers, los Clippers tuvieron esta vez a un enorme DeAndre Jordan dominante en los tableros que pareció tener todas las respuestas en los dos cuartos iniciales cuando la estrategia de Mark Jackson pudo limitar a Blake Griffin y Chris Paul.

Después de que Clippers dominara 31-21 el primer tramo el el que Jordan sumó diez puntos y cinco rebotes, los Warriors reaccionaron y restablecieron el equilibrio con un parcial de (24-29) que los acercaba a cinco puntos.

El dictamen del reloj a mitad del partido señalaba que Clippers ganaba 55 a 50, pero también decía que los Warriors volvían a ser un rival temible y que estaban dispuestos a darlo todo por ganar el crucial quinto partido.

Clippers lo intentaba pero no tenía al mejor Chris Paul muy absorbido por Curry, aunque al armador local le alcanzó para meter un triple ganándole a la chicharra del final del tercero para ponerlo 77-72.

Parejos hasta el cierre del tercero todo quedaba para jugarse en los 12 minutos finales entonces aparció ese plus del equipo de Doc Rivers, que sabe echar mano del esfuerzo supremo cuando ya no quedan otros recursos y de a poco fue estirando la diferencia.

Con 6:50 por jugarse Clippers ganaba 90-81 merced al aporte de Griffin que ya sumaba 16 y Paul que tenía 15 en sus cuentas.

La mayor diferencia la estableció precisamente Griffin con 6:20 s en el reloj cuando voló sbre sobre Jermaine O’Neal con dos puntos que ponía once de ventaja.

Curry insaciable con 17 puntos era una pesadilla y acortó distancia con un triple para ponerlo 85-92 y meter de nuevo a Warriors en el juego.

Quedaban 3′ 10″ en el reloj cuando Clippers pasó los 100 puntos y ganaba por nueve con una dejada de Paul tras un robo de Griffin.

Rivers administró el reloj y con 21 segundos ganaba 110 a 103. Lo demás fue esperar.

La noche en que los Clippers ganaron el partido que tenían que ganar.

Fue también el mismo día en que pudieron pasar la página de los factores extracancha que los afectaban y la misma noche en la que 19,657 seguidores apoyaron a rabiar al equipo rojo de Los Ángeles.

Por los Warriors los mejores fuero Iguodala con 18 y Thompson con 21 puntos.

Por Clippers, Jordan redondeó un noche excelente con 25 puntos y 18 rebotes.

Griffin aportó 18 y 7 rebotes y Chris Paul tuvo 18 puntos y siete asistencias

La serie continúa mañana en Oakland con el sexto juego en el que los Clippers quieren matar la serie y Warriors igualarla para tener la opción del séptimo partido en Staples.