Dinero de Kiev va a Rusia

Prorrusos asaltan sede del Interior en la ciudad de Lugansk, Ucrania
Dinero de Kiev va a Rusia
Separatistas prorrusos (izq.) enfrentaban ayer a policías ucranianos en exterior del edificio de la Administración Regional de Lugansk.
Foto: authors

MOSCÚ, Rusia (Servicios de La Opinión).— El ex presidente Viktor Yanukovich llevó al menos 32,000 millones de dólares a Rusia y estaría usando estos recursos para financiar el movimiento prorruso en las regiones del este ucraniano, informó ayer la Fiscalía General de Ucrania.

Los señalamientos contra el destituido mandatario, refugiado en el territorio ruso, fueron revelados este martes por el Fiscal General de Ucrania, Oleg Makhnitsky, en un comunicado emitido por su oficina.

“Creemos que Yanukóvich está utilizando este dinero para financiar el movimiento separatista en el este de Ucrania. Rusia continúa amparando al ex presidente a quien las autoridades han implicado en asesinato y corrupción”, sostuvo el fiscal.

Agregó que Moscú rechaza cooperar con Kiev para extraditar al buscado ex jefe de Estado, quien escapó de Ucrania entre el 21 y 22 de febrero pasado, después de haber sido destituido por la oposición en el Parlamento ucraniano.

El presidente ruso Vladimir Putin sostiene que Yanukóvich continúa siendo el líder legítimo de Ucrania y desconoce al Gobierno interino en Kiev, de acuerdo con reportes del diario ucraniano The Kyiv Post.

El presunto monto que Yanukvich sacó de Ucrania es casi similar al presupuesto estatal del país para este año, el cual asciende a 31, 500 millones de dólares.

Ucrania necesita con urgencia asistencia financiera para cubrir una brecha fiscal de más de 24,000 millones de dólares, admitió recientemente el primer ministro en funciones Arseniy Yatsenyuk.

La recuperación de los recursos que se llevó Yanukovich y su círculo cercano “podría contribuir en gran parte a resolver este problema”, dijo Makhnitsky.

Agregó que Kiev ya recibió respuesta de Alemania, Austria, Liechtenstein y Suiza a las solicitudes de ayuda que envió para recuperar activos ucranianos y anunció que puso en marcha una serie de causas penales relacionadas con el manejo.

Por otra parte, Manifestantes prorrusos asaltaron ayer la sede del Ministerio del Interior en la ciudad ucraniana de Lugansk, donde ya habían tomado horas antes los edificios del Gobierno, la Fiscalía y la televisión.

Los policías atrincherados en el interior del edificio intentaron repeler al asalto con granadas aturdidoras, tras lo que frente a la comisaría apareció un grupo de una veintena de hombres armados con fusiles automáticos que comenzaron a disparar al aire.

Varios activistas han entrado en el edificio para exigir al jefe de la policía de Lugansk que presente su dimisión, según informan las agencias locales.