Es un adiós para siempre

La NBA no quiere saber nada del controversial Donald Sperling
Es un adiós para siempre
El director de cine, Spike Lee, estuvo presente en la rueda de prensa donde se anunció la sanción histórica a Sterling.
Foto: GETTY IMAGES

NUEVA YORK (NTX).— El equipo Nets de Brooklyn aplaudió ayer la decisión del comisionado de la Liga, Adam Silver, de suspender de por vida al dueño de Clippers de Los Ángeles, Donald Sterling, por sus presuntas declaraciones racistas.

En un comunicado, la directiva de Brooklyn consideró que “el anuncio hecho por el comisionado Silver envía un vigoroso mensaje de que racismo y discriminación no serán tolerados en la NBA”.

La escuadra neoyorquina añade en su comunicado que le da la bienvenida y da un apoyo incondicional a dicha decisión, y reiteró que, por su parte, “sigue comprometida con la tolerancia y el respeto a todos”.

Señaló, asimismo, que “debemos estar orgullosos de la reacción que han tenido todos aquellos relacionados con la NBA, jugadores, dirigentes, dueños y aficionados, la cual ha sido inequívoca y unida condenando el azote del racismo”.

Óscar de la Hoya, Presidente de Golden Boy Promotions, lanza su sombrero hacia un escenario diferente, confirmando anoche su gran deseo de poseer un pedazo de la franquicia de los Clippers.

“La liga [NBA] ha dado a conocer que quiere más minorías involucradas, y como orgulloso mexicoamericano, traeré una perspectiva diferente a la NBA en general, y a los Clippers en particular”.

“Nací y crecí en Los Ángeles y sé lo que se necesita para ejecutar una entidad deportiva exitosa y nada me haría más feliz que traer un campeonato de la NBA a casa los fervientes fanáticos del sur de California”, expresó el ex pugilista.

De la Hoya, medallista de oro olímpico para Estados Unidos 1992 y orgullo del Este de Los Ángeles fundó y construyó Golden Boy Promotions.

Si se convierte en propietario de Clippers, se unirá a sus compañeros medallistas de oro olímpico de 1992, Magic Johnson y Michael Jordan, como los atletas que se convirtieron en propietarios de equipos de deportes profesionales.

“Aplaudo a Adam Silver, Comisionado de la NBA. por su rápida y decisiva acción respecto a la situación de Donald Sterling. Definitivamente no hay lugar para el racismo y el trato injusto en cualquier deporte profesional, o en la vida cotidiana en general”, indicó.