México y EEUU crean grupo de trabajo para repatriaciones

Ambos gobiernos darán maor atención a menores no acompañados, a la preservación de la unidad familiar y al manejo de pertenencias
México y EEUU crean grupo de trabajo para repatriaciones
La cancillería mexicana registró un total de 332,865 connacionales repatriados durante 2013.
Foto: Gett Images

México.- Los gobiernos de México y Estados Unidos buscan “identificar buenas prácticas” con los deportados y anunciaron este miércoles la creación de un Grupo Técnico de Trabajo sobre Repatriaciones (GTTR) con prioridad de atención a menores no acompañados, la preservación de la unidad familiar y manejo de pertenencias.

Así lo informó la cancillería mexicana en un comunicado de prensa a través del cual dio cuenta de la primera sesión del “Grupo Ejecutivo” integrado por funcionarios de la cancillería y Gobernación, de lado mexicano, y de los Departamentos de Seguridad Interna y de Estado por parte de EEUU.

Según el informe sobre las conclusiones del encuentro (celebrado en el froterizo Nuevo Laredo), se mantendrá el régimen de repatriaciones diurnas para personas vulnerables o menores de edad no acompañados, en los sectores de San Diego y El Centro de EEUU.

Durante el 2013, la Secretaría de Relaciones Exteriores registró un total de 332,865 mexicanos repatriados; de los cuales, la red consular de México en EEUU atendió -como parte del Programa de Repatriación Humana- a 1,440 personas enfermas, 16,016 menores de edad no acompañados y 4,251 casos “vulnerables”.

La deportación sistemática ha provocado protestas y campañas de activistas en Estados Unidos como la del pasado 23 de abril cuando niños hijos de migrantes, en su mayoría mexicanos, protestaron frente a la Casa Blanca en demanda de la liberación de sus padres detenidos así como las rondas de ayuno que mantienen los indocumentados.

Desde este miércoles diversas organizaciones realizan actos cívicos de inconformidad en diversos puntos del país en el contexto del Día Internacional del Trabajo.

El pasado 19 de febrero, durante la Cumbre de Líderes de América del Norte, celebrada en Toluca, Estado de México, el presidente Enrique Peña Nieto externó por a su homólogo Barack Obama su preocupación por deportaciones que ocurren en masa por distintos puntos fronterizos y sin horarios definidos.