Pep avisa que que no se irá

Técnico del Bayern Munich asegura que continuará con su proyecto alemán
Pep avisa que que no se irá
Seguidores del Real Madrid celebran en la plaza de Cibeles la victoria de su equipo ante el Bayern de Múnich.
Foto: EFE

MUNICH, Alemania (EFE).— El Real Madrid regresa a una final de Liga de Campeones 12 años después, tras cerrar en el Allianz Arena una eliminatoria con mucha superioridad ante el Bayern Munich de Pep Guardiola, quien dijo no se irá del equipo tras el contundente 5-0 que se llevó en el marcador global.

El triunfo de ayer en territorio alemán fue recibido con agrado por el técnico del cuadro merengue, Carlo Ancelotti.

“Fue un partido perfecto. La primera parte hemos defendido muy bien, más arriba mejorando el partido de ida, utilizando una contra muy eficaz. Hemos disfrutado de la velocidad de los delanteros y después preparamos muy bien el balón parado, como marcamos los dos primeros goles. Después el partido fue más fácil”, analizó el estratega italiano.

“Es una victoria de la que estamos muy contentos porque lo conseguimos ante un equipo fuerte que ha ganado la Champions el año pasado”, apuntó.

Pep Guardiola, técnico del Bayern, aseguró que se siente “decepcionado” porque su equipo no jugó bien ante un Real Madrid que admitió fue superior, y descartó que esté pensando cerrar su etapa en Alemania al afirmar que no está cansado ni se quiere ir.

“Enhorabuena al Real Madrid por alcanzar la final. Lo ha merecido, sobre todo en el primer tiempo”, dijo Guardiola en un perfecto alemán.

“Es una noche difícil para mí y mis jugadores, sigo orgulloso de ellos, durante muchos periodos han tenido el balón. La razón por la derrota no está relacionada con la posesión. El futbol se juega con el balón, luego hay otras cosas. Cuando corres tras ellos no tienes opciones, el día de hoy no fue bueno”, agregó.

Guardiola descartó con rotundidad que esté pensando en cerrar su etapa en el Bayern y admitió que igualar lo del año pasado conseguido por Jupp Heynckes era una tarea difícil de conseguir.

“Ni estoy cansado, ni me quiero ir. Este equipo tiene que ganar todo para que la gente esté contenta, a veces no es posible. Siento la decepción de no haber jugado bien”, dijo.

Guardiola no aceptó de los medios locales la crítica en acciones a balones parados, forma en la que llegaron los dos primeros tantos de Sergio Ramos en el partido.

“El sistema defensivo es bueno, los goles son las consecuencias de cuando ves que ofensivamente no estas bien y eso conduce a errar”, explicó.