Atacarán racismo en Mundial

Brasil advierte que no tolerará actos de prejuicio racial
Atacarán  racismo en Mundial
El entrenador italiano, Cesare Prandell (der.), comparten un plátano imitando al gesto de Dani Alves, en contra del racismo.
Foto: EFE

RÍO DE JANEIRO, Brasil (EFE/NTX).— La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, reiteró que el país no permitirá ninguna actitud racista durante la Copa del Mundo 2014 y evocó la posibilidad de que el Papa Francisco envíe un mensaje contra la discriminación racial durante la ceremonia de apertura.

“No podemos dejar de afirmar ese valor, que es el valor de la sangre afrodescendiente, indígena y blanco, en un país diverso como es Brasil. La fuerza contra el racismo estará muy presente en la Copa”, dijo Dilma durante una entrevista radiofónica con emisoras del estado de Salvador de Bahía.

Aseguró que el Papa Francisco, que declinó con ironía la invitación para asistir al evento para “no favorecer a Argentina”, su país natal, podría enviar una declaración contra la discriminación.

“Va a mandar una declaración contra el racismo. Es importante que todos nos levantemos contra el racismo”, dijo la jefa del Estado, que por otra parte prometió seguridad en todos los estados donde se disputen partidos de futbol.

La presidenta dijo que la visita que hizo ayer a Bahía, el estado con mayor población negra de Brasil, le permitió reforzar su orgullo por la diversidad étnica y cultural del país, y volvió a manifestar su apoyo a los futbolistas que vienen protagonizando una campaña contra el racismo en todo el mundo.

“La respuesta de nuestros atletas al prejuicio que enfrentan, como la de Daniel Alves, es una muestra de nuestra fuerza”, comentó.

El lateral brasileño se comió el domingo un plátano que le lanzó un espectador durante un partido del Barcelona contra el Villarreal y su actitud ha generado una campaña mundial contra el racismo.

Uno de los promotores de la misma fue Neymar, su compañero en el Barcelona y quien tras el incidente en el estadio El Madrigal publicó en las redes sociales una fotografía con su hijo con un plátano en la mano y con la etiqueta “somos todos macacos”, que se ha regado como pólvora en las diversas redes sociales.

Rousseff aseguró en su visita de ayer a Bahía que las personas racistas son más “atrasadas” que las que no descriminan a los otros por el color de su piel.