“Dreamers” de Virginia podrán pagar colegiaturas a precios estatales

El fiscal general Mark Herring anunció que los “Dreamers” amparados bajo el programa de “acción diferida” podrán de inmediato pagar colegiaturas a precios estatales en universidades públicas
“Dreamers” de Virginia podrán pagar colegiaturas a precios estatales

Washington.- La boliviana Giancarla Rojas presentó junto a otros seis estudiantes en 2013 una demanda para exigir que los estudiantes indocumentados en Virginia pudiesen pagar colegiaturas a precios estatales. Rojas y otros “Dreamers” ahora celebran que la fiscalía de Virginia les autorizó ese beneficio, ahorrándoles miles de dólares.

El fiscal general de Virginia, el demócrata Mark Herring, anunció el martes que los “Dreamers” amparados bajo el programa de “acción diferida” (DACA) podrán de inmediato pagar colegiaturas a precios estatales en las universidades públicas, y no los que se cobran a estudiantes extranjeros o que provienen de otros estados.

“Estoy muy feliz porque esto me va a ayudar muchísimo a mí y otros miles de Dreamers en Virginia, porque vamos a poder seguir estudiando pero con colegiaturas más bajas. Muchos estudiantes no pueden conseguir becas, préstamos o ayudas del gobierno por no tener papeles”, explicó.

Por ahora, Rojas, de 20 años, cursa estudios de administración de empresas en el Colegio universitario del Norte de Virginia (NOVA), donde paga una colegiatura de $12,000 al año.

Aprovechando el cambio de política, solicitó una transferencia a la Universidad de George Mason, donde pagará casi la misma cantidad pero en una institución de mayor prestigio.

Sin el cambio, Rojas hubiese tenido que pagar en la Universidad de George Mason la colegiatura que corresponde a estudiantes llegados de otros estados o del exterior, que este año totaliza unos $30,000.

Se calcula que hay cerca de 9,000 “Dreamers” en Virginia pero, según Rojas, hay otros 2,000 jóvenes indocumentados que no podrán obtener el beneficio por no reunir todos los requisitos.

La legislatura estatal, bajo control republicano, rechazó hace unos meses una medida para ayudar a universitarios indocumentados con descuentos en sus colegiaturas.

Con esa decisión, que conlleva riesgos políticos en un año electoral, Virginia se suma a Maryland y otros 18 estados que han otorgado medidas similares.

El anuncio de Herring –justo en época de graduaciones y cuando los estudiantes empiezan a hacer planes educativos para el otoño- no está vinculado con la demanda de 2013 contra el Concejo Estatal de Enseñanza Superior de Virginia (SCHEV).

En un estado altamente dividido por el tema de la inmigración, Herring suscitó críticas de republicanos y grupos conservadores que consideran que los indocumentados no merecen privilegios que no reciben ciudadanos estadounidenses que llegan de otros estados.

Pero el grupo “Dreamers de Virginia” (DOV) considera que Herring corrige una “injusticia”, porque los llamados “DACAmentados” viven y pagan impuestos en el estado pero, hasta el martes pasado, pagaban “tres veces más” por estudiar en universidades públicas.

Para el próximo año, la colegiatura en la Universidad estatal de Virginia para residentes en el estado será de unos $13,000, mientras que para los que son considerados residentes fuera del estado será de $42,184.